Alicia Moreau de Justo

0
663

Merecido Homenaje

Nació un 11 de octubre de 1885 en Londres, de muy pequeña llegó a la Argentina. Se recibió de maestra y profesora de Ciencias en la escuela Normal número 1 en 1904. Se graduó en medicina en 1914, fue una de las primeras médicas del país. Comenzó a participar en política, en especial su labor estuvo orientada a la defensa de los derechos humanos. Una activa luchadora por la paz, hacedora permanente, constructora de puentes siempre dispuestos al diálogo, no necesitó levantar la voz, ni la presencia de periodistas, ni descalificar a nadie para hacer conocer y desarrollar sus ideas. En 1906, inauguró el Centro Feminista, integro el Foro del Libre Pensamiento con un documento dedicado a la Educación. En 1910, fue una de las organizadoras del Primer Congreso Femenino Internacional, al tiempo que fundó el Ateneo Popular. En 1918, creo la Unión Feminista Nacional y la revista “Nuestra Causa”, también dirigió la Asociación Pro-Sufragio para la Mujer.
En 1922 se casó con Juan B Justo, presidente del Partido Socialista en nuestro país. Fundó la Confederación Socialista Argentina y la Fundación Juan B. Justo que presidiera hasta su partida física, a los 100 años, el 12 de mayo de 1986.
Con motivo de cumplirse 129 años de su nacimiento, la Legislatura Porteña, la recordó con un emotivo acto, del cual participaron entre otros, Elena Tchalidy presidenta de la Fundación Alicia Moreau de Justo, Dora Barrancos, Gabriela Gonzalez Gass, legisladora, Marta Bianchi, Marikena Monti junto a representantes de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.
Tuve el enorme placer de conocerla personalmente, inolvidable presencia. Me impactó su mirada y el cuidado con el que elegía cada una de las palabras a pronunciar. Pienso en la Doctora Alicia, y surge el recuerdo de la dirigente radical, Florentina Gomez Miranda. Otra grande de la vida social, política, institucional de la República. Cuánto para aprender y reflexionar, desde la vigencia de lo auténtico, desde una formación cultural, humanística, profesional, que no necesita de golpes bajos, ni prebendas, a la hora compartir iniciativas encaminadas hacia el bien común.

Algunas de sus frases, de las tantas, para pensar:

“El voto femenino implica mayores responsabilidades cívicas. Las mujeres no podrán lavarse las manos y decir yo no voté, no sé nada. El país se va a la ruina y yo no tengo nada que ver”…

“El Democracia es, así ha sido definida hace bastante tiempo, el gobierno del pueblo, por y para el pueblo. Es decir que el pueblo no sea un instrumento para dar a otros las leyes que necesitan, para hacer lo que quieran con el país”…