Anuncian el cierre definitivo del Teatro La Comedia.

0
38

Este jueves 05 de Marzo, se anuncio el cierre del Teatro independiente y alternativo “La Comedia”, ubicado en la calle Rodríguez Peña 1062,  del barrio de Recoleta. El edificio donde funcionaba el Teatro, fue construido en el año 1938 y pertenece a la Congregación Religiosa Compañía del Divino Maestro, a partir de los años 90 se inicio la actividad teatral, y durante tres décadas albergo a las más glamorosas noches de estrenos de las obras Dramáticas, Comedias, Musicales, poesías y unipersonales más importantes de la Ciudad de la Buenos Aires. Este prestigioso Complejo Teatral, disponía de tres salas, la mayor con más de 450 localidades, otra en el subsuelo con 100, y una más pequeña en el bellísimo salón barroco con 50 localidades.

En el año 1938, Juana González de Devoto, viuda de Bartolomé Devoto, un matrimonio de profunda fe y una importante fortuna, donó el edificio a la mencionada Congregación Católica, con la condición de que el lugar fuera destinado a la religión, el arte y las actividades físicas (en el piso superior funciona desde hace varios años un Gimnasio). En la década del 60  fue el aula magna del Instituto Superior Religioso; luego en 1984 se convirtió en el  salón de actos del Instituto; hasta que en la década del 90, el Director Teatral Roberto Franco lo alquila hasta el año 2000. Posteriormente, en Julio del  2003 permaneció cerrado,  hasta que asumió su dirección el empresario teatral Roberto Bisogno, hasta la actualidad. A pesar que el desmantelamiento del amplio teatro ya está en marcha, el futuro del inmueble es incierto, se rumorea que será un gran salón de entrenamiento funcional,  de una importante cadena de gimnasios. Algunos de los últimos espectáculos que pisaron el escenario del Teatro La Comedia, fueron “El Farmer”, con Rodrigo de la Serna y Pompeyo Audivert, “Dr. Lacan”, de Pablo Zunino y “Agamenón”, con Ingrid Pelicori y Osmar Nuñez. Desde hace unos años la asistencia del público a los espectáculos teatrales disminuyo notablemente, producto de la crisis económica,  y el Teatro La Comedia no fue ajeno a esa realidad. A pesar que, se supone que la sala que estaba en el subsuelo se reconvertirá en una Tangueria, la Ciudad de Buenos aires pierde una histórica sala de teatro.