Aparecieron  dos serpientes venenosas en el predio de la Ciudad Universitaria.

0
77

En la mañana de hoy, el  personal de Seguridad de la Universidad de Buenos Aires,  encontró tres serpientes recorriendo los pastizales del predio Universitario. A doscientos metros de la Facultad de Ciencias Exactas y en el límite con la reserva ecológica, estos tres reptiles fueron filmados por los celulares de los curiosos,  quienes de inmediato dieron aviso a Defensa Civil , a la División de Herpetología del Museo de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia” y al Instituto de Zoonosis “Luis Pasteur”. El personal del Instituto luego de capturarlas, detecto que dos de los tres  ejemplares eran yararás, es decir serpientes altamente venenosas. Según informaron los expertos, si algunas de estas dos yararás hubiesen llegado a morder a una persona, y no asiste en menos de doce horas a un centro médico para aplicarse el suero antiofídico, su vida corre riesgo de muerte. Las serpientes yararás no son agresivas por naturaleza,  pero atacaran si se sienten amenazadas. Su conducta agresiva solo se manifiesta si son molestadas o si se tropiezan  accidentalmente con ellas, como ocurre en la mayoría de los casos.

La tercera serpiente encontrada en el predio de la facultad, se trataba de una culebra, esta especie no es peligrosa, ya que no posee veneno. Luego de la captura de estos tres reptiles, las autoridades de la Facultad de Ciencias Exactas, decidieron suspender temporalmente las actividades del Jardín en el parque recreativo,  y encomendaron a toda la comunidad universitaria tomar medidas de precaución al circular en las zonas linderas a la reserva. En caso de observar la presencia de alguna serpiente, dar aviso de inmediato al servicio de seguridad de la universidad. No es la primera vez que aparecen serpientes en esta zona, ya en el año 2015 y en el 2016 se recibieron denuncias en Defensa Civil por el avistaje de las mismas. Estos animales llegaron  hace unos años en los camalotes,  a raíz de las crecidas de los ríos del noroeste argentino. Esto genero la migración flotante de culebras, yararás, lagartos overos y en algunos casos nutrias a las costas del Rio de la plata. Las zonas de  Puerto Madero, Núñez, Vicente López, San Isidro, el Delta del tigre y Quilmes fueron las más afectadas.