Audios subliminares: la ultima innovación que arrasa las nuevas generaciones

0
577

Una nueva generación que apuesta a lo desconocido para lograr resultados de todo tipo. Digno de una película de ciencia ficción sin embargo tiene un trasfondo científico. Los detalles.

La Palabra subliminal proviene del griego y significa “debajo del límite” es decir, debajo de la percepción consciente, en el caso de los mensajes subliminales.

Muy utilizados últimamente por la generación de los youtuber la mayoría de las personas aun no entienden cómo puede un audio afectar la vida a tal punto de que podamos modificar incluso el  ADN.

Muchos de ellos comienzan a ser populares recién ahora. Resulta que hace diez años atrás aseverar que un audio con música relajante podrían modificar incluso el color de ojos era considerado un delirio místico.

Sin embargo la ciencia hoy avala las posibilidades. La explicación radica en que los mensajes subliminales (todos aquellos que no son percibidos por nuestra mente consciente) son captados por las capas más profundas de la misma (el subconsciente) y esto produce su posterior realización.

Conocidos desde principios del siglo 20, los estímulos subliminales se han dado en todas las formas de arte y publicidad, a veces conscientemente, otras veces sin querer el creador proyecta en su obra su propia mente subconsciente.

Aunque la investigación es ambigua y falta profundizar en ella, algunos estudios con audios subliminales, como el de Sid Kouder con Emmanuel Dupoux y el de Henley & Dixon han demostrado que los audios subliminales sí tienen efectos positivos en las personas que los escucha, variando en el grado de influencia según la persona.

Se atribuyen estos cambios a diversos factores, como el estado mental de la persona, su receptividad al estímulo auditivo y la forma en que fue creado el audio subliminal.

Algo que sí se ha comprobado en diversos estudios es que ningún audio subliminal ha podido lograr que las personas hagan algo en contra de su voluntad o que las afecte de cualquier manera. Esto significa que el estado hipnótico siempre será avalado por la voluntad de la persona.

Es ahí donde entra la disposición. Quien busca un audio subliminal lo hace para mejorar, y es esta disposición la que vuelve a la persona receptiva a los mensajes que se han enmascarado en las cintas subliminales.

Al entrar en un estado mental que está dispuesto a recibir los mensajes, la mente – que diariamente procesa millones de estímulos de manera automática, descartando la mayor parte de ellos – se “abre” a la recepción de los mensajes dirigidos.

Así, los audios subliminales serán como la semilla que florece en el terreno fértil de la mente subconsciente de la persona que desea lograr un cambio más profundo en cualquiera de los aspectos de su vida.

Los audios subliminales se usan para enfrentar temores como hablar en público, para romper hábitos muy arraigados que impiden bajar de peso o dejar de fumar, o para generar cambios profundos en la personalidad como ser más sociable, más amistoso, menos enojón y menos tímido.

Entonces si te preguntas si los audios subliminales funcionan, la respuesta es muy sencilla: Funcionarán en las personas que estén dispuestas a recibir los beneficios que la tecnología moderna puede aportar a la sicología humana