Despedida bajo tierra

0
423
Cambios en el Subte.

El viernes trabajadores del Subte harán un viaje en homenaje a los centenarios vagones que el sábado dejarán de recorrer la Línea A. por su parte, la Red x el Patrimonio se refirió al futuro de las unidades belgas. Ya que el sábado 12 de enero se retirarán de circulación los casi cien vagones de madera hechos en Bélgica para la apertura del Subte porteño en 1913, los metrodelegados —en la voz de su Secretario General, Roberto “Beto” Pianelli— convocaron a un viaje de despedida de “estos fieles compañeros de tantos kilómetros”. Este encuentro final se hará el viernes 11 a las 14:30 en la estación Plaza de Mayo desde donde partirán hacia Primera Junta (Caballito). Según se supo al respecto, por la noche los trenes fabricados por la empresa La Brugeoise no correrán más. En tanto, el titular de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), Juan Pablo Piccardo, el sábado pondrá en marcha el plan para realizar los cambios en el Subte a partir de que la Legislatura aprobó el traspaso de la órbita de la Nación a la Ciudad, informaron desde el gobierno. Es por esto que la invitación de los metrodelegados estuvo abierta a organizaciones barriales, sociales, estudiantiles y de usuarios al último viaje. Por su parte, la Red por el Patrimonio emitió un comunicado donde aseguraron: “Las 95 unidades de la flota Brugeiose son los coches más antiguos del mundo en funcionamiento (sus parte mecánicas se renuevan regularmente) y forman parte de la identidad de todos los porteños y argentinos. Son un patrimonio histórico único en el mundo, que no debe perderse, sino que debe promocionarse. Generan muchos recursos y puestos de trabajo. Las guías turísticas más prestigiosas del mundo los señalan como un atractivo imperdible a la hora de visitar Buenos Aires”. “Los Brugeoise son seguros, tienen la menor tasa de roturas de la flota (19 cada 100.000 Km.), y tienen el más frecuente y cuidado mantenimiento de toda la flota (un service cada 20.000 Km.). Constan de un sistema de seguridad llamado Paratren que a lo largo de 100 años viene funcionando con total seguridad gracias a la simpleza de su diseño y efectividad sin haber tenido jamás un accidente durante su operación con pasajeros (los coches Alstom de la Línea D siendo los más nuevos de la flota, tuvieron varios accidentes y son los que más roturas presentan)”, sumaron en su texto. “Haciéndolos “asado”, o museificándolos se pierde para siempre una parte de nuestra identidad, de nuestra historia y del patrimonio ferroviario mundial; pero también se pierden oficios, puestos de trabajos directos e indirectos y una oportunidad única de generar nuevos puestos de trabajo y divisas en relación con el turismo interno y receptivo”, advierten sobre este cambio en el Subte Línea A. “Las 50 ONGs apartidarias que componemos la Red x el Patrimonio proponemos en lugar de la destrucción, venta, o museificación de los históricos, patrimoniales y NUESTROS coches Brugeoise la presentación de una candidatura ante UNESCO para su inclusión en el Listado de Bienes de Patrimonio Mundial de la Humanidad en conjunto con las estaciones, talleres y mobiliario de la Línea A de Subte y la Avenida de Mayo en su totalidad”, cierra el comunicado.