Borges y sus reminiscencias porteñas

0
689

Escritos inéditos del escritor señalan a un Borges muy nostálgico .Particularidades de una relación hasta el momento no muy conocida.

El 14 de junio se cumplían 30 años de la muerte de uno de los escritores más destacados del país.

El homenaje éste año consistió en un libro que rescata los momentos más interesantes de la conferencia de prensa que Borges brindo en el año 1965 cuando presento “El Aleph” y brinda detalles interesantes del viejo Buenos Aires de los años 1880.

Ese año, la madre de Borges cumplía 89 años. Según sus palabras y recuerdos todo Buenos Aires se resumía en el barrio Sur, Parque Lezama y San Telmo .La Ciudad estaba dividida en manzanas y no en comunas como en la actualidad.

Los recuerdos de Borges en su reminiscencia porteña, coinciden con la descripción de la Buenos Aires antigua que menciona el tango.

Según Borges las casas de la época eran bajas y tenían el mismo esquema. Un claro ejemplo de ello es la aún existente casa de la Sociedad Argentina de Escritores ubicad en la calle México.

Borges que nació en las inmediaciones de Tucumán y Suipacha, hoy pleno microcentro porteño,en aquella conferencia de prensa le dedico unos minutos de charla para rememorar los omentos vividos en ese lugar.

El escritor describió las ventanas de su casa, los barrotes de hierro de la época y el sonido del timbre. En un fragmento de aquella reminiscencia sostuvo que las calles de Buenos Aires no tenían arboles.

También se refirió a los cafés, a los faroles típicos de las imágenes del tango, y a las azoteas.

La mención al barrio de Almagro fue inevitable. Hablo de su crecimiento demográfico y sus casas pequeñas, sus calles, sus comienzos y sus enigmas mencionados en las letras del tango argentino.

Hay, por ejemplo, una novela, el Libro extraño, del doctor Sicardi, en la cual se narra, con alguna exageración romántica, el crecimiento del barrio de Almagro. Recuerdo una inundación del Maldonado descrita dramáticamente” recordó Borges en su momento…

La prolongada descripción de Borges sobre Buenos Aires, con un tinte de nostalgia y reminiscencia pasajera, deja constancia de lo importante que fue para el iniciador de la corriente borgiana la Ciudad.

Como no podía ser de otra manera, no dejo libre al azar su relación con el tango.

Ya tenemos la fecha, 1880, ya tenemos el lugar, Buenos Aires. Y ahora iremos a los lugares mismos del tango. ¿Cuál fue el origen de la palabra? A mí me suena a africana, o pseudoafricana, como la palabra “milonga”, también. Según Ventura Lynch, la milonga fue creada por los compadritos para burlarse de los candombes, de los negros, y se bailaba -nos dice en un libro suyo-, se bailaba en los casinos de baja estofa del Once y de Constitución. Y la bailaban los compadritos. En cambio, otras personas me han dicho que la milonga se bailó mucho después, que la milonga al principio fue simplemente una música y que se bailó por influjo del tango. Realmente no tengo elementos de juicio sobre este tema” ,argumentó.

Borges definió al tango, sus particularidades, su procedencia posible y su gusto por el en pocas palabras. Una buena manera de homenajearlos fue recordar sus más puras palabras refiriéndose a su Buenos Aires querida…