Canasta navideña, un clásico que no pasa de moda.

0
610

La canasta básica familiar para la mesa de navidad no puede ser alterada. Los porteños no se ahorran en los alimentos. Conformación de una canasta tradicional y popular Argentina.

A pesar de que los costos nada tienen que ver con los de años anteriores debido a la inflación, los porteños acuden estos días sobresaltados a los supermercados más prestigiosos para armar la canasta navideña y no se ahorran en nada.

Los productos básicos de la navidad que integran la canasta son siete, pan dulce, sidra, vino espumante , turrón, budín, mantecol y garrapiñada de maní.

Las ofertas varían de acuerdo a las marcas.

Lo cierto es que los porteños deciden ahorrase en vestimenta para lucir en noche buena o el accesorios para el arbolito pero no para la canasta navideña.

La clase trabajadora deja allí su aguinaldo satisfecha por la adquisición típica del año.

Sin embargo los expertos aconsejan recorrer con tiempo varios locales comerciales con el fin de analizar las mejores ofertas y no caer en engañosos precios abusivos típicos de esta época del año.

Los supermercados grandes como Coto, Carrefour, u otros cuentan con la ventaja de variedad de productos de todas las marcas lo que significa mayores ofertas económicas para el bolsillo de los porteños.

Los almacenes de barrio cuentan con la desventaja de ofrecer solamente marcas o muy caras u otras muy baratas y suprimen por falta de espacio las marcas medias que son las mayormente preferibles por los vecinos.

Dónde mayormente encontramos variedad de marcas y de precios es en el pan dulce. Los hay sin frutas con frutas simples y rellenas con la más alta calidad de almendrados.

Los supermercados grandes arman canasta básica con estos siete elementos acorde a los bolsillos. Sin embargo dicen estar conformes con la venta en estas épocas.

Los precios varían muchísimos entre los diferentes locales comerciales dependiendo de la zona.se habla de un 10 % a 15% e de diferencia armando una canasta con los mismo productos.

Respecto a la cena de noche buena hay una tendencia que opta por la comida fría antes que el asado. Las ensaladas son otros de los fuertes de los supermercados que hablan de un crecimiento del 56% en verduras de estación para las fiestas.

Las bebidas siguen siendo el fuerte de los grandes locales comerciales. Los vinos de primera marca continúan siendo pioneros en la canasta navideña al igual que el pan dulce Premium. La diferencia la pueden hacer los turrones o mantecol. En estos productos los porteños optan por marcas menos conocidas.