Comenzaron las obras para la construcción del primer Centro de América Latina en tratar canceres complejos con terapia de protones, en el barrio de la Agronomía.

0
15

Se iniciaron las obras en el predio del Instituto Oncológico Ángel Roffo, del barrio porteño de Agronomía, para la construcción del primer Centro Argentino de Radioterapia Protonterapia,  para el tratamiento de canceres que se hallan en lugares de difícil acceso, como ser la base del cráneo, o tumores pediátricos que son poco frecuentes y muy complejos de tratarlos.  El Centro Argentino de Protonterapia (Cearp), será el primero en América Latina dedicado exclusivamente a la investigación y el tratamiento de tumores complejos, mediante esta nueva terapia de radiación con protones para combatir el cáncer, que es una técnica más precisa, segura y efectiva. Esta nueva tecnología solo está disponible en 80 centros de todo el mundo, en su mayoría en Europa, Asia y Norteamérica.

El Centro Argentino (Cearp), se está construyendo  en el predio lindante al Instituto de Oncología Ángel Roffo, tiene una superficie total de 7858 m2, y contara con cinco pisos que incluirán un sector de radioterapia convencional, un área de protonterapia y un sector exclusivo dedicado a la investigación médica.  El proyecto está a cargo de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA),el Ministerio de Planificación Federal , la Universidad Nacional de Buenos Aires, y el Hospital de Pediatría Juan P. Garrahan , con una inversión total de 80 millones de dólares a cargo del Ministerio de Energía, y se estima que estará terminado para el año 2022. La terapia con protones posee una menor toxicidad que la radioterapia convencional, la protonterapia utiliza un haz de partículas aceleradas, llamadas protones, de alta energía, que permite dirigir de manera más segura la radiación hacia el tumor.

Estos equipos que incluyen un acelerador de partículas de trayectoria circular, denominado ciclotrón, serán traídos de Bélgica por la empresa que los fabrica Ion Beam Applications (IBA),  y pesan aproximadamente unas 200 toneladas. Estos modernos dispositivos serán instalados y puesto en marcha por la INVAP (empresa  nacional dedicada a la construcción de sistemas tecnológicos complejos), quien también estará a cargo de la selección del equipo de especialistas autorizados a manejar el servicio.  En la Argentina, más de 300 pacientes pediátricos por año,  con cáncer en el sistema nervioso central se beneficiaran con esta nueva terapia.