Comenzaron las tareas de reciclaje en el nuevo Complejo Ambiental Norte del barrio de Saavedra.

0
107

Si bien no hubo  un acto de inauguración oficial  de la nueva Planta de Separación de Residuos, desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Publico porteño, ratificaron el inicio de las tareas, desde el viernes pasado, con el ingreso de camiones con materiales reciclables para su separación. La nueva Planta de Tratamiento de Recuperación de Materiales Secos, denominada Complejo Ambiental Norte, se encuentra ubicada en un predio que ocupa una manzana,  delimitada por las calles Holmberg, Deheza, Arias y la Avenida Roberto Goyeneche, en el barrio de Saavedra.

El objetivo de esta Planta es clasificar los residuos secos de Saavedra y de los barrios aledaños de la Ciudad de Buenos Aries. El Complejo Ambiental, cuenta con maquinarias de origen norteamericano de tecnología MRF (Material Recovery Facility), que con  una línea semiautomática  separa los residuos urbanos, que previamente ya fueron clasificados por los vecinos en los puntos y campanas verdes depositadas en los barrios.

Es la tercera Planta de este tipo  que funciona en la Ciudad, la primera fue construida en el barrio de Villa Sodati y la otra, también recientemente inaugurada,  en el barrio de Barracas. El costo de inversión para esta obra fue de trescientos millones de pesos, y  está construida en un espacio reciclado, donde funcionaba una playa de acarreo y depósito de colectivos, luego abandonado y trasformado en un basural. Tras años de reclamos de los vecinos de barrio, para que en este predio se creara una plaza, en el año 2018 la Legislatura Porteña sanciono una Ley para destinar el terreno en el marco del proyecto de “Higiene Urbana”, meses después anunciaron la construcción del Complejo Ambiental, para el acopio de materiales de residuos secos, por lo tanto aseguran que no habrá olores desagradables ni líquidos lixiviados.  El proyecto de la Planta de Reciclaje también abarca el entorno del predio,  en el que se plantaron numerosas  especies de vegetación nativa en las veredas, muros verdes e iluminación led.  En el nuevo Complejo trabajan 60 operarios por turno, y se estima que gracias a estas maquinarias de tecnología TRF se pueden clasificar entre ocho a diez toneladas de residuos por hora.  Si bien hay un pequeño porcentaje de materiales rechazados, se calcula que el 95% de los residuos secos que ingresan a la Planta son clasificados y enfardados para su comercialización y reutilización en nuevos productos.