Comenzó la mudanza de los vecinos de la Villa Fraga

0
21

Como estaba previsto, comenzó en Mayo la mudanza de los primero vecinos de la villa fraga, a los 32 edificios hechos por el Instituto de la vivienda de la ciudad (IVC). Son un total de 700 departamentos en la Avenida Triunvirato, entre Elcano y  Teodoro García. Las primeras familias en mudarse son las que Vivian sobre las calles que  fueron abiertas en el asentamiento de Fraga. La elección de que personas se mudaran a los 700 viviendas nuevas,  y las que quedaran en sus viviendas que serán remodeladas, fueron tomadas en conjunto por el Instituto de la vivienda de la ciudad y las mesas de gestión participativa (MGP),  integradas por los vecinos del barrio. Se calcula que para el mes de Noviembre,  ya serán trasladadas todas las familias a sus nuevas propiedades

El proceso de urbanización de la Villa Fraga, conocida también como el Playón de Chacharita, comenzó hace  casi dos años. Este asentamiento se encuentra ubicado en un terreno que se utilizaba para maniobras del tren Federico Lacroze,  de la línea Urquiza. Consta de una extensión de 2.7 hectáreas y tiene una población de 1000 familias.  Alrededor de 2700 personas habitan  en construcciones de hasta cinco pisos,  en una superficie total que se asemeja al de casi 3 manzanas.

Las tareas de urbanización que realizo el IVC,  fueron pavimentar los estrechos pasillos que recorrían la villa, para eso se abrió una segunda entrada de acceso sobre la calle Teodoro García, se mejoro la infraestructura de los servicios de cloaca, electricidad y agua potable. Al mismo tiempo se construyeron 32 nuevos edificios, en los terrenos linderos a la Villa Fraga, pertenecientes a la Agencia de Bienes del Estado (AABE). De las 1042 familias que Vivian en el asentamiento,  672 se mudaran a los nuevos edificios de la Avenida Triunvirato, en departamentos de uno, dos y tres ambientes. Las 370 familias restantes,  se quedaran en sus viviendas que serán refaccionadas,  o en algunos casos demolidas, si corren riesgo de derrumbe, y construidas a nuevo.

Para acceder a los nuevos departamentos, cada grupo familiar deberá pagar una cuota mensual que no superara el 20% de los ingresos del grupo.

Todas las familias que decidieron mudarse recibirán un título de propiedad, y si llegasen a decidir vender el inmueble, el Estado tendrá prioridad de compra por el término de cinco años. Esta iniciativa se realiza para garantizar el fin social de estas propiedades.