Convivencia en el tránsito. Una asignatura todavía pendiente…

0
2947

No es novedad que el tránsito en la Ciudad y en el país en general, es una pesadilla. Cotidianamente apreciamos el incumplimiento de diversas normas viales cuyas consecuencias, en numerosos casos, son la muerte ó graves lesiones para las víctimas: peatones ó conductores de otros vehículos. Situación que se complica aún más cuando se maneja bajo los efectos del cansancio, alcohol, entre otras sustancias…etc…

Lo cierto es que algunos compatriotas se caracterizan…entre otros atributos, por transgredir cualquier tipo de reglamentación. Desde ese supuesto disfrute, que en el tránsito, significa perjudicar literalmente a terceros. Las Leyes de Tránsito, no son ni más ni menos que normas de convivencia, de allí que cuando no se cumplen, sus consecuencias suelen ser violentas y fatales…

Para que los controles sean efectivos, de las actas labradas, deberán surgir las sanciones que correspondan para evitar transgresiones permanentes que sólo provocan muertes absurdas. Es de esperar, asimismo, que la “Prioridad del Peatón”, base de la convivencia en el tránsito sea respetada como la legislación así lo determina. De acuerdo a un relevamiento realizado por Luchemos por la Vida, en su mayoría los conductores de Caba ignoran a los peatones. El 40 por ciento de víctimas fatales son peatones
Pruebas al canto. De acuerdo con un relavamiento realizado por la Universidad Siglo XXI, el 92,3 por ciento de los argentinos encuestados no cumple con alguna de las normas básicas de tránsito. Las infracciones más habituales son: el uso del celular mientras se está manejando, violar la luz roja, la falta de consideración a la señal de “Pare” y superar la velocidad máxima permitida.

El mismo grupo de entrevistados señaló que por motivos de seguridad volvería a repetir los mismos comportamientos.

La encuesta fue llevada a cabo entre 1052 conductores de 18 y 60 años, ubicados geográficamente en: Ciudad de Buenos Aires, Comodoro Rivadavia, Tucumán, Mendoza, Corrientes, Córdoba y Rosario.