El DNU porteño

0
592
Baires. Marzo 1 de 2013. El Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, deja inagurada las sesiones del 2013, de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.- Foto Mariana Sapriza-gv/GCBA.-
Libertad de Expresión en la Ciudad de Buenos Aires.

La Comisión de Asuntos Constitucionales debatió el 20 de mayo en la Legislatura del decreto Libertad de Expresión enviado por el Jefe de Gobierno, dio dictamen y avaló que se trate en el Recinto el 30 de mayo. El macrismo aclaró que la cautelar de la Justicia ”no dificulta el tratamiento parlamentario. El Régimen de Defensa de la Libertad de Expresión en la Ciudad de Buenos Aires -rubricado el martes 14 por el Jefe de Gobierno- llegó a la Comisión de Asuntos Constitucionales pasadas las 15.30 del lunes 20 de mayo. Con la Presidencia del Diputado Elio Rebot (PRO), se dio inicio al encuentro en el Salón Montevideo para buscar el dictamen y garantizar el tratamiento a fin de mes de la iniciativa. A un lado del legislador PRO se ubicó el Vicepresidente I de la Comisión, Carlos “Canca” Gullo (FpV). A su vez, a los costados completaron la mesa los demás integrantes de Asuntos Constitucionales: Julio Raffo (Vicepresidente II) y los vocales Gabriela Cerruti (Nuevo Encuentro), Aníbal Ibarra (FPP), Fernando Sánchez (CC), María José Lubertino (FpV), Claudia Neira (Bs.As. 20/21), Oscar Moscariello, Martín Ocampo, Daniel Presti, Francisco Quintana, Daniel Lipovetzky, Bruno Screnci Silva, Alejandro García (estos últimos del PRO). En tanto, Rebot aseguró que la iniciativa en cuestión se da “en un contexto donde varios periodistas han sufrido escraches públicos”, y apuntó contra la gestión nacional. “Hay parámetros. Nuestra intención esta tarde es discutir aspectos planteados como inconstitucionales”, sumó al respecto. “La prensa es la artillería de la libertad”. Con esta frase del General José de San Martín Rebot cerró su introducción a lo que sumó: “Si hay libertad, lo demás sobra”. Se pasó la palabra entonces al Vicepresidente II. Gullo entonces señaló: “Hagamos un minuto y un aplauso por los periodistas detenidos y encarcelados durante la dictadura militar”. Al instante inició el debate formal en el Montevideo. De este modo, habló el Diputado Pablo Bergel (P. Sur), quien refutó a Rebot y aseguró que el DNU “no defiende la libertad de expresión y de información, sino avala a una de las partes en pugna de la corporación mediática”. Al instante evocó la represión en el Borda —”Hubo ocho periodistas agredidos por la Metropolitana”— y la Ley de Publicidad de 2009 —”Tuvo un veto parcial del Ejecutivo”—. Luego, Claudia Neira desdramatizó el énfasis puesto por Rebot al hablar de este “momento político”: criticó “la urgencia de instalar la necesidad de aprobar esta ley” a “pedido de estos medios (Clarín)”. “Retrocedemos 200 años con este DNU y volvemos al cecesionismo, a mirar de espaldas al federalismo”, aseguró como “cuestión de fondo”. Tal como había adelantado ante la prensa, el Diputado por el MST Alejandro Bodart ratificó su postura “independiente del PRO y de los K, ninguno de los dos garantiza la libertad de expresión y tienen doble discurso”. “Con esta ley en la ciudad quieren censurar: “de aplicarse esta ley se les impide a los trabajadores hacer huelga (artículo 11 del DNU)”. El debate continúo desde el arco opositor con la argumentación de Virginia González Gass. “Me preocupa este decreto que se intenta avalar”, introdujo y enumeró varios artículos (entre ellos el 8º,11º,16º y 17º). Mencionó que desde las demás bancadas se presentaron varias alternativas, por lo que habría que “debatir sobre la mesa sin esta necesidad y esta urgencia”. Desde el Frente Progresista y Popular, Aníbal Ibarra, también refutó el DNU al decir que “es un disparate” cómo están planteadas las “competencias locales” que se buscan poner por encima de las nacioanles. “Disparate jurídico” y “peligroso para la institucionalidad”. Con estas palabras, María José Lubertino alarmó que se “atenta contra la parte orgánica de la Constitución porteña”. Con ocho votos del oficialismo porteño se dio dictamen una vez terminadas las exposiciones. Se aclaró que hasta el miércoles hay tiempo de presentar iniciativas disidentes. Esta fue una luz verde para el cuerdo Proyecto Sur Coalición Cívica, quienes a través de los Diputados Raffo y Sánchez hicieron una propuesta. Serán esos votos los que definan el DNU porteño. En la previa, el Diputado Ibarra adelantó que si el 30 de mayo el DNU se convierte en ley, realizará una presentación ante el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires. Lo que dijo la Justicia Poco tiempo después se supo que el juez porteño en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Osvaldo Otheguy, dictó una medida para frenar el DNU, por iniciativa de los legisladores de Nuevo Encuentro, Gabriel Cerruti, Delia Bisuti y Edgardo Form. En concreto, la presentación apuntaba contra los artículos que regulan cuestiones tributarias por considerar que violan la Constitución de la ciudad de Buenos Aires, informó el portal Infojus Noticias, de la Agencia Nacional de Noticias Jurídicas. Ante la noticia, desde el gobierno de la Ciudad aclararon: “El fallo de hoy no suspende la vigencia del DNU de libertad de prensa”. Así el Jefe de Gobierno sumó que “esto no dificulta el avance del tratamiento en la Legislatura ni suspende la vigencia de todo el resto del Decreto”, sino que “al contrario, ratifica su constitucionalidad y tan solo suspende temporariamente la aplicación de dos párrafos puntuales”. Dichos artículos suspendidos son los referidos al régimen tributario del decreto, anulando las partes en las que establece “la imposibilidad del establecimiento de impuestos a la producción o importación de papel para medios gráficos, de enseres, equipos, insumos y aparatos necesarios para la difusión”. “Estudiaremos cuál es el fallo y una nueva solución si es necesario para volver a dar una protección a los medios de comunicación y a los periodistas”, agregó Macri. A su vez, el Jefe de Gabinete de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, manifestó que “vamos a seguir adelante defendiendo la libertad de expresión, de eso no hay ninguna duda, es el pilar de la democracia”.