Efemérides de septiembre

0
738

En el 131º aniversario de su nacimiento, recordamos a PEDRO BIDEGAIN

Nace el 20 de setiembre de 1887. Hijo de Juan y María Marcó inmigrantes vascos franceses que se instalaron en la Provincia de Entre Ríos donde se conocieron y contrajeron matrimonio. Nueve de sus diez hijos nacieron en dicha provincia, el restante Pedro es el único porteño que nace en la Parroquia de San Carlos Sur, que era como se denominaba para esa época, a la zona que ocupa el actual barrio de Boedo de la Capital Federal.
Su padre muere muy joven, es por eso que Pedro deja trunco el colegio primario en los últimos años para ayudar con su trabajo a la familia.
Para 1900 vivía en la calle Belgrano y Yapeyú, Capital Federal. En 1903, precisamente el 28 de marzo, con quince años de edad, ingresa a trabajar como limpiador de máquinas, en los talleres que la compañía del Ferrocarril Oeste tenía en la estación Caballito. Rápidamente alcanza el cargo de foguista, alcanzando años después el de maquinista. En 1904, comienza su pasión por la política, formando parte del Comité Seccional de la Unión Cívica Radical en la Circunscripción 6º.
Por los años 1906 y 1907 lo ubicamos viviendo en la calle Agrelo 4041 Capital y ocupando el puesto de vocal en la Comisión Directiva partidaria.
Decide abandonar su trabajo en el ferrocarril renunciando a su empleo el 11 de enero de 1911, comenzando a trabajar con su hermano Juan que tenía una importante actividad en el gremio de la carne.
Don Juan Bidegain hermano mayor de Pedro era un importante dirigente radical de la 1º Circunscripción que comprendía la zona de Mataderos, a la vez que uno de los más importantes abastecedores de carne de esa época. Con él trabajó hasta el fallecimiento de Juan producido en 1922.
El 8 de junio de 1912 contrae matrimonio civil con su joven novia María Hortensia Ragucci y Della Paolera (Reg.Civ.secc.6ª. Acta 266) fijando su domicilio real en la calle Muñiz 1026 Capital Federal, del matrimonio nacen cuatro hijos.

La fórmula radical, Yrigoyen-Luna triunfa el 2 de abril de 1916, durante la cual Pedro va convertirse en el referente más importante del yrigoyenismo del barrio de Boedo,
En 1921 es electo Concejal, y entre las numerosas iniciativas que le pertenecieron, se destaca la destinada a la adquisición, por parte de la Comuna, de los terrenos de las Quintas de Lezica y de Devoto. En 1926, ya como Diputado Nacional presenta un proyecto de ley para transformar dichas tierras en un Parque, actual Rivadavia. Para 1922 ocupa por breve tiempo el cargo de vocal en el Directorio de Obras Sanitarias de la Nación, permaneciendo en el cargo hasta el 25 de noviembre de 1923. En 1920 llega a la presidencia del Comité Seccional de la UCR.
Durante la presidencia de Alvear, en 1924, se produce la división del partido y enfrentada a la UCR, aparece la Unión Cívica Radical Antipersonalista. Bidegain sigue firme dentro del partido tradicional declarándose “personalista” e inclaudicable en el apoyo a Yrigoyen.

Como diputado nacional su actuación fue prolifera, durante los cuatro años que actuó, de 1926 a 1930, presentó 88 proyectos. Durante sus años de diputado vivió en la casa de Pedro Goyena 139, Capital Federal.

En 1928 Yrigoyen es electo nuevamente presidente. En el año 1929 al ser aludido en la Cámara, por el Senador electo por la Provincia de San Juan, Federico Cantoni, en términos que ponían en duda su abstención electoral promovida por el radicalismo, eleva una carta al Senador Nacional doctor Diego Luis Molinari con fecha 31 de julio de 1929, en la que agrega, como prueba irrefutable de lo que afirma, su libreta cívica, expresando:
“En ella consta, que desde que la obtuve en 1907 hasta su caducidad, con motivo el enrolamiento general de 1911, jamás voté en ninguna elección. Esa libreta cívica, con sus páginas sin constancia alguna donde debió hacerse la anotación “votó” es la credencial de todo radical auténtico. Nuestro partido estaba en la abstención y los radicales no concurríamos a los comicios del “régimen”, ni a depositar siquiera nuestro voto en blanco”
La carta es leída en el Senado en la sesión del 2 de agosto de 1929, y se resuelve, por pedido del Senador Molinari, que se inserte en el diario de sesiones la reproducción fotográfica del documento, cosa que se hace en el suplemento de la sesión pp. 708 y 709.
Para que no quede dudas de su posición de radical yrigoyenista, Bidegain, publica un pequeño libro que tituló Mi Radicalismo.

Habiendo dejado para 1930 la banca, durante la administración municipal del Dr.Cantilo, fue nombrado gerente técnico y vicepresidente del directorio del Matadero y Frigorífico Municipal. Su gestión al frente del establecimiento fue destacada y marcó el auge de la tradicional industria. En el desempeño de dicho cargo lo sorprende la revolución del 6 de setiembre de 1930.

Don Pedro, tras una breve desaparición (se lo creía fusilado con motivo de una presunta contrarrevolución que hubiere encabezado con resultado negativo.) reaparece como exiliado en el Uruguay. Comentemos un poco el episodio. El lunes 8 de setiembre de 1930 a las 17 hs tuvo lugar el juramento de presidente de facto Uriburu, su vicepresidente y ministros. Luego de la ceremonia en la noche dirigentes yrigoyenistas intentaron un contragolpe para rescatar a Yrigoyen. Se atribuye a Pedro Bidegain la maniobra audaz, que tuvo un principio de éxito. Con falsos llamados telefónicos fueron alarmados los cuarteles de la Capital diciéndoles que la contrarrevolución acababa de estallar; a al regimiento 7 de La Plata se le hizo saber que grupos armados marchaba a liberar a Yrigoyen; a las fuerzas del Correo que la guarnición de la Casa de gobierno se había pronunciado por Yrigoyen, y a ésta que el Correo se acababa de sublevar. Al tiempo, elementos de Bidegain recorrerían en camiones las calles centrales vivando a Yrigoyen y haciendo disparos de armas. Hubo cañonazos entre la Casa de Gobierno y el Palacio de Correos durante media hora. La intentona fracasó. Bidegain, después de recorrer con sus camiones la Avda. Leandro Alem, se retiró por Avda. de Mayo al oeste cuando notó el ambiente poco propicio, exiliándose presuntamente por el episodio en el Uruguay.
A Para fines del año ‘30 creyendo que no hay delito que se le imputa, retorna a Buenos Aires, pero rápidamente es detenido, lo acusaban de manejos deshonestos en el Matadero y Frigorífico Municipal del que había sido administrador, el trasfondo en realidad era la implicancia contrarrevolucionaria. Es alojado en la Penitenciaria Nacional, lugar donde se cometían atropellos de todo tipo, de los que aparentemente no estuvo exento don Pedro. El 7 de marzo de 1931 es confinado al presidio de Tierra del Fuego, el 14 de marzo llega a Ushuaia. No es alojado en el penal, se les permite alojamiento externo dentro de la ciudad que deberá costearse y del que luego colabora la Gobernación. Sobreseído, en 1932 lo encontramos en Buenos Aires en plena actividad política, por supuesto dentro del radicalismo yrigoyenista. Elecciones internas mediante, vuelve a ocupar la presidencia del Comité de la sexta sección electoral, y, a la vez, es electo delegado al Comité de la Capital por esa circunscripción.
Pedro Goyena 1051, CABA, fue el último domicilio de Don Pedro, casa en la que vivía con su familia y que alquilaba. Fallece en dicho lugar el 21 de noviembre de 1933, un cáncer de pulmón abatió al caudillo.
En su homenaje el Honorable Concejo Deliberante de la Ciudad de Buenos Aires, el 28 de julio de 1960, aprueba la Ordenanza nº 16.474 por la cual: “Denomínase Pedro Bidegain a la actual calle Guandacol”, es promulgada por Decreto nº 14.356 del 31 de agosto de 1960, suscrito por el Intendente Hernan Giralt.
Su pasión fue el Club Atlético San Lorenzo de Almagro, del que fue presidente en 1929. Durante su gestión el club pasó de 3612 a 13638 socios. El nuevo estadio de San Lorenzo de Almagro tiene como nombre oficial el de Estadio Pedro Bidegain.

BIBLIOGRAFÍA: Desmemoria RE-VISTA de HISTORIA. Año 4 nº 13/14 dic.96-mayo 97, página 82. Eduardo R. Bernal. Rosa, José María. Historia Argentina.(Orígenes de la Argentina Contemporánea. El 6 de setiembre (1930-1932), páginas 197/201) Bernal, Eduardo R. “Pedro Bidegain”, Un hombre de Boedo. Página 81. Otazú, Silveste “Boedo también tiene su Historia”