El centenario Club Sin Rumbo del barrio de Villa Urquiza fue declaro  de Interés Cultural para la Ciudad de Buenos Aires

0
88

El jueves 27 de Junio, el  Club Sin Rumbo, ubicado en la calle José P. Tamborini 6157 del barrio de Villa Urquiza,  fue declarado de interés cultural  por la Legislatura Porteña, por sus actividades tangueras que se llevan a cabo en este recinto milonguero.  Este club conocido habitualmente  como “La Catedral del Tango”,  fue creado el 26 de Noviembre del año 1919 por un grupo de jóvenes del barrio,  que lo bautizaron con el nombre de su equipo de futbol amateurs “Sin Rumbo”.  A la vez, el nombre del equipo se lo pusieron por un famoso caballo ganador de varias carreras en el Hipódromo de Palermo,  y sus colores  verde y blanco, también se lo deben a  la chaqueta del jockey que lo corría en esos tiempos. Su primer sede estaba en la calle Aizpurúa, entre Manuela Pedraza y Tamborini, a finales de 1930 se trasladan a pocas cuadras,  sobre la Avenida de los Constituyentes, y finalmente hacia principios de los años 40 se mudan a la actual sede de la calle Tamborini 6157. Con el tiempo se fue convirtiendo en un lugar de referencia para los milongueros, que lo bautizaron como La Catedral del Tango. La gran bailarina de tango, Micaela Risso, conocida como “Carmencita Calderón” comenzó a bailar a los trece años en las milongas del Club Sin Rumbo. Esta famosa bailarina de tango,  fue compañera de baile del conocido “El Cachafaz”, en la primer película sonora “Tango”,  y   también en la película  “Carnaval de antaño” de 1940. Carmencita Calderón, nacida en el barrio de Villa Urquiza,  y criada en el Club Sin Rumbo, en el año 2001 fue homenajeada  por la Legislatura porteña como icono viviente del tango. En el año 2002, a sus 100 años bailo tangos y milongas, acompañado por el famoso bailarín  Juan Carlos Copes, en el Teatro Colon,  y en el IV Festival Buenos Aires Tango. Otro reconocido bailarín del tango como Juan Carlos Copes, que vivió toda su adolescencia en el barrio de villa Urquiza,  sus comienzos de milonguero comenzó  también el Club Sin Rumbo.

Desde sus comienzos se practican  varios deportes, entre ellos futbol, boxeo, básquet, taekwondo, salsa,  y  sobre todo se  baila el buen tango. También poseen un Centro de Jubilados, donde se realiza  gimnasia para personas de la tercera edad.

En el año de su centenario, La catedral del Tango de Villa Urquiza, fue declarada como un emblema porteño, promotor y exponente de la cultura argentina.