El éxito no esperado de la Escuela Abierta

0
562

El proyecto comenzó con dudosas posibilidades de éxitos, sin embargo, hoy reciben a unos 6500 los sábados. Un crecimiento educacional que valió la pena.

El programa Escuela Abierta propuso desde un principio la integración de propuestas que generaran actividades infantiles para niños y jóvenes a modo de contención e imparciera conocimientos.

Las propuestas son muy pedagógicas y lograron una gran aceptación e impacto social en las personas que participan de él.

Desde centro de Actividades Infantiles, hasta torneos de ajedrez y orquestas son las propuestas de los centros educativos hace un tiempo para captar la atención de niños con problemas de escolarización y en situación de vulnerabilidad. Aquellos que para las generaciones pasadas hubiese sido una pesadilla como ir al colegio los días sábados, esta nueva idea de escuela pretende erradicar dicho concepto de escuela-pesadilla.

Una escuela más abarcativa, donde el aprendizaje también sea un juego, y la diversión se apodere de los conocimientos en un clima distendido es el nuevo concepto de escuela del siglo XX.

Más de 6500 chicos se reúnen los sábados para poder ser parte de éste innovación.

A cargo de profesionales de la educación el proyecto viene convirtiéndose en uno de los más desacatados a la hora de realizar el balance.

Mediante el programa Escuela Abierta, los niños y jóvenes que acuden aprenden jugando mediante actividades artísticas, científicas, socioculturales y recreativas.

El objetivo es potenciar el aprendizaje a través de actividades escolares y extraescolares que favorecen los procesos cognitivos propios del saber escolar así como también la adquisición de habilidades socioemocionales, lo que es indispensable para mejorar los factores de violencia y problemas familiares.

El Centro de Actividades Infantiles abre sus puertas todos los sábados con la presencia de más de 2 mil niños de 6 a 13 años en sus 28 sedes de la Ciudad de Buenos Aires.

“Es mi tarea facilitar las mejores condiciones para que los niños con mayor índice de vulnerabilidad y problemática en sus trayectorias escolares (repitencia, sobre-edad, ausentismo prolongado, deserción escolar, violencia intra-escolar y familiar, etc.)”, explicó el coordinador del CAI Luis Sánchez Berazategui.

Sánchez Berasategui destacó la importancia del maestro comunitario y se refirió a la aceptación y el cariño que generaba en los niños como modelos de ejemplo social.

Otras de las actividades que resultan muy satisfactorias es la implementación de clubes barriales que funcionan como nexos del Programa Escuela Abierta.

Concurren más de 1500 chicos de primaria y secundaria y posee 28 sedes.

Estas sedes abren sus puertas los días sábados para el encuentro de niños jóvenes y familias que presencian los teneos deportivos.

Los más chicos pueden acceder a espacios recreativos de artes plásticas, deportivas y otras como la música, la danza la cocina o el circo.

Además, el programa Escuela Abierta tiene una propuesta de Ajedrez Escolar que funciona los días de semana en las escuelas.