El Palacio de la Papa Frita de Avenida Corrientes. Por la vigencia y el respeto a un ícono de nuestra porteña identidad

0
451

Mientras uno de los socios quiere a toda costa su venta, esta idea es rechazada de plano por otros integrantes del grupo societario, por los clientes y amigos solidarios del emblemático restoran de nuestra Ciudad. El domingo, día de las elecciones, desde el mediodía, fue imposible encontrar una mesa libre. Es más, para hacer el pedido, había que anotarse en una lista y esperar alrededor de treinta minutos…

Ser parte de una sociedad, no significa ser el dueño. Cuando la porción societaria implica a un lugar histórico como éste, su trascendencia va más allá de cualquier ambición… ó necesidad…

Recuerdo haber concurrido con mis padres, luego con amigos y compañeros de estudio. Siempre tuve la sensación de estar visitando un lugar único, interesante, desde su nombre mismo!

También evoco al Palacio, con sus impecables mozos de chaquetilla blanca. Prolijidad, alto desempeño, con evidente oficio.

No puedo olvidar el aroma característico del local, amigable, siempre al tope de comensales.

Respeto los diferentes puntos de vista, pero por sobre todo, como enamorada de nuestra Ciudad, entiendo que existen lugares que por su trayectoria, popularidad, diseño, ubicación, etc forman parte del Patrimonio Cultural, Acervo de nuestra porteña identidad. De aquí la importancia de su preservación y del reconocimiento que este ámbito merece.

Por supuesto que a esta introducción se suma, sin duda, la fuente laboral, de alrededor de 51 personas…Y me pregunto, y les pregunto? Hasta que punto vale la pena despojar a nuestra tradicional avenida de un sitio con personalidad, de un lugar de encuentro, de inolvidables papas fritas y soufflé?

En tanto, la Legislatura Porteña aprobó un proyecto de declaración que solicita al Ejecutivo, que incluya al querido restorán en el listado de Bares Notables de Buenos Aires. La iniciativa fue aprobada por unanimidad.

El “Palacio de la Papa Frita” funciona desde 1952 en  av.Corrientes 1612. Caba.