El Rosedal de Parque Chacabuco será restaurado

0
654

Se trata del antiguo Rosedal del Parque Chacabuco. Un espacio que será restaurado para que la Ciudad recupere uno de sus atractivos rosales más interesantes en un rincón perdido de Buenos Aires.

Los canteros serán vueltos a su lugar de origen y se volverán a cultivar en el mismo lugar que antes flores y enredaderas.

El Ministerio de Ambientes y Espacios Públicos de la Ciudad decidió unirse a la Asociación Coreana Argentina en la restauración del viejo Rosedal de Parque Chacabuco .El objetivo es que los vecinos puedan disfrutar nuevamente de aquel espacio verde con coloridas flores de diferentes especies.

Según Eduardo Macchiavelli, Ministro de Ambientes y Espacios Públicos de la Ciudad de Buenos Aires, éste trabajo en conjunto constituye un real avance comunitario para los vecinos del lugar donde en su mayoría conviven gran cantidad de personas de procedencia asiática.”La Comunidad Coreana Argentina es muy generosa con este aporte, una iniciativa que beneficia a todos los vecinos y que va a pasar a la posteridad como un gran gesto de convivencia”, expresó Eduardo Macchiavelli.

El mantenimiento de los anteros será fundamental y contara de un cerramiento especial para que ninguna persona dañina pueda desarmar los arreglos florales.
Todas aquellas personas que caminen por el Parque Chacabuco podrán disfrutar de ésta vista magnífica.

Durante muchos años, la identidad del Parque estuvo relacionada con el verde y el espacio de libre circulación que rodea su parque.

Hoy se busca recuperar esa relación que existía entre naturaleza verde y el antiguo Parque Chacabuco.

La colocación de canteros rosales formaran el “paseo de flores” que será un objeto llamativo en el sector.También las cuatro pérgolas del Parque serán revestidas con arreglos florales.

En el epicentro del sector a intervenir -con una superficie aproximada de 5.000 m2- se proyectará un cantero que reproducirá con especies florales de estación el logo de la Asociación Coreana, “para darle identidad a la intervención”, detallaron en Espacio Público.

Las flores que caracterizaran el lugar son las llamadas comúnmente cuatro lágrimas en sus diferentes matices de colores, azul, amarillo y verde.

También las llamadas trepadoras coronaran las cuatro pérgolas hasta su extremo superior.
Los laterales de las rejas delimitaran el paseo de las flores y especies de rosas floribundas -en ramilletes- y rosas de té en bandas semicirculares rodeando al sector de las pérgolas.

Un trabajo de parquizado no muy simple pero que se espera sea de agrado para todos los vecinos de la comuna y los visitantes frecuentes de la zona.

Los viejos arbustos serán replantados ordenadamente para darle al lugar un aspecto más prolijo. Serán reubicados al borde de la autopista para ocultar las vistas del estacionamiento a nivel peatonal.