Exposición de Alicia Ceballos en Esquina Sur

0
633

Se ha presentado una excelente muestra de esta artista plástica. Sus obras estarán expuestas hasta el 14 de agosto en el espacio BOEDOARTE SUR “Una vidriera al arte desde San Juan y Boedo” en el Café – Bar “Esquina Sur” Av. San Juan 3602.
Ante una nutrida concurrencia Silvia Martínez, presidente de la JEHBB le dio la bienvenida a la Sra. Alicia Ceballos que ofrece este mes una muestra de pinturas, limitada en su cantidad, pero de excelente factura técnica. .
Transcribiendo palabras que vertiera el destacado y reconocido historiador de Arte Julio Sapollnik, cuya palabra alumbra el hermoso catálogo de presentación de la muestra diremos que:
“Alicia Ceballos encuentra en la pintura la manera de expresar su sensibilidad. Los azules que propone tienen la intensidad cambiante de las horas del día.
Sus paisajes se pueden definir así como el acorde anímico de una íntima revelación; en ellos interviene tanto la aplicación de vibrantes pinceladas, como de un ligero chorreado que lleva la visión hacia múltiples asociaciones con la naturaleza” …
Será mérito del espectador contemplativo completar el pensamiento del ex Director del Palais de Glace, luego de vivificar su propia experiencia.
Otra expresión más poética nos llega a través de la palabra del poeta y periodista Agustín González, que hiciera llegar a los organizadores, luego de la inauguración. Allí dice:
San Juan y Boedo Antigua, cielo perdido, allá nos fuimos. A un bar que tiene tanta historia como recuerdos nostálgicos de sus clientes que lo concurren. un grupo de señores y señoras que rescatan del bar parte de su corazón, de su infancia, sus amores y sus sueños de juventud. de la esquina del tango y la musa que inspiraba a esos cantores que lloraban penas con pasión y elegancia, de traje y corbata. gente de barrio, porteños llenos de ciudad y de origen gringo e inmigrante. dueños de un pasado que no los larga y en el cual se sienten a salvo. que aman su bar, su mesa y su copa de vino. que con arte y filetes expresan su gratitud para con sus poetas del canto y la música popular. que en los cielos de Alicia también esta el cielo suyo, con noches de serenata, con bandoneones que largan sus quejas al viento, que mueren en el intento y vuelven a renacer en la próxima estrofa, cuando recuperan el amor perdido.