Inauguran un mural en la Villa 31, en conmemoración a los noventa años del nacimiento del Padre Carlos Mugica.

0
22

Se llevo a cabo en la Villa 31 de Retiro, un homenaje al Padre Mugica, con la inauguración de dos obras realizadas por el reconocido artista plástico argentino Alejandro Marmo. Se trata de un mural del Padre Carlos Mugica, nacido el 07 de Octubre de 1930 y fallecido el 11 de Mayo de 1974 por la organización parapolicial Triple A, que se encuentra emplazado sobre la Av. 9 de Julio y la calle Arroyo. Además se inauguro otra obra del famoso autor, denominada “Hermana”, y que es la imagen de la Virgen de Lujan, la misma que realizo para el Vaticano en el año 2014. En el acto de inauguración estuvieron presentes los llamados “Curas Villeros”, quienes formaron  parte de este reconocimiento que el escultor quiso expresar en sus dos trabajos, como agradecimiento a los sacerdotes que desempeñan sus tareas diariamente en las Villas porteñas.

En el mes de Junio de este año, el artista Alejandro Marmo,  llevo también a la villa 31, la emblemática obra denominada “El Abrazo”, que luego fue instalada en lugares del mundo tan diferentes como Humahuaca, Buenos Aires o Roma.  Los dos últimos trabajos realizados por el escultor argentino, integran una serie de  obras denominadas “Simbología de la Iglesia que mira al Sur”, y que simbolizan a figuras sobresalientes de devoción popular, que fueron realizadas con descarte de industrias metalúrgicas. Varias de sus obras fueron también emplazadas en la Villa 1-11-14 del Bajo Flores y  en villas del interior del país.

Alejandro Marmo es el autor de los dos retratos de Evita,  que se encuentran instalados en la fachadas norte y sur del ex Edificio de Obras Publicas, sobre la Avenida 9 de Julio, entre Independencia y Moreno. Las dos  figuras de acero de 31 por 24 metros,  con un peso  combinado de 14 toneladas,  fueron inauguradas el 26 de Julio del 2011, llevan el nombre de “Sueños de Victoria”, y la ubicación de ambos retratos tiene un gran simbolismo político. El retrato de Evita que mira hacia el sur del Buenos Aires, hacia los barrios obreros, muestran una Evita sonriente y bondadosa,  y el retrato que  mira hacia el norte, hacia los sectores más tradicionales de Buenos Aires, realza una Evita combativa dando un discurso a su pueblo.

En esta ocasión, el escultor argentino quiso homenajear con su obra al Padre Carlos Mugica, icono de la Villa 31 de Retiro, que fue hijo de padres muy adinerados y que desempeño su tarea pastoral en la Villa, hasta su asesinato en 1974.