Instalaron una cámara de termografia infrarroja que mide la temperatura corporal a los pasajeros del Centro de Transbordo de Constitución.

0
11

El Gobierno porteño medirá la temperatura corporal,  con cámaras termograficas, en el Centro de Transbordo del barrio de Constitución. Se trata de un sistema infrarrojo que permite evaluar la temperatura física de los pasajeros del trasporte público, mediante cámaras de videos. Las cámaras termograficas, fueron programadas  a los 37.9 grados  para que se activen los sensores,  y pueden llegar a determinar la temperatura de más de 50 personas al mismo tiempo. Su instalación fue en el pasillo del hall de ingreso del Centro de Transbordo de Constitución, en un espacio  de dos metros de ancho  y con un recorrido mínimo de tres metros. El nuevo dispositivo permite articular numerosas cámaras,  y crear una red que abarque diferentes zonas de circulación del trasporte público de la Ciudad. El objetivo es detectar los casos de fiebre en los pasajeros, que es uno de los síntomas más comunes del coronavirus.

Este mecanismo de detección rápida de temperatura, analiza el calor emitido en las caras de las personas,  y verifica la temperatura de manera inmediata,  sin interrumpir el tránsito, mediante un método no invasivo, ya  que no atraviesa ni tejidos ni ropa. La colocación de este sistema se suma a la implementada en el nodo del Obelisco del Subterráneo porteño, y en la Terminal del Ferrocarril Urquiza, en Federico Lacroze.  El propósito de esta medida complementaria, es facilitar disminuir el contagio para combatir la pandemia.

La cámara emplazada en Constitución funciona con sensores de temperatura,  que al detectar la fiebre en un usuario, activan una alarma en el monitor de la computadora, y el operador se encarga de separar a la persona, para volver a medirle la temperatura de manera manual,  pero esta vez con un termómetro infrarrojo móvil. En el caso que se repita el registro febril, la persona deberá firmar una Declaración Jurada,  y se la trasladara a la Unidad Febril de Urgencia (UFU), situada en el Hospital Penna,  del barrio de Parque Patricios.  Por otra parte, se procederá a dar aviso a su empleador, y para que la persona detectada con fiebre vuelva a circular, deberá contar con el certificado médico obligatorio,  que avale que no tiene el virus COVID-19.