Afinan últimos detalles para recuperar el jardín Botánico

0
738
El parque Carlos Thays de Palermo mostrará la mejor cara en muchísimos años, cuando terminen sus refacciones basadas en el plano original de la obra que data de 1898.

Las últimas pinceladas comienzan a dibujar los retoques finales que perfeccionan la obra natural. El Ministerio de Ambiente y Espacio Público está finalizando el proceso de recuperación del jardín Botánico de Buenos Aires, Carlos Thays. Entre los principales aspectos de reforma se encuentra la vuelta de los estanques, que estaban sin funcionamiento desde hace más de tres décadas. Así informó el portal de la Gobernación de la Ciudad de Buenos Aires.

Los trabajos buscan refaccionar los estanques y cascadas del parque, así como la preservación de las caminerías o senderos. La idea del ministerio es de retornar el patrimonio histórico y el diseño original que creó el arquitecto Thays. Este coloso de la vegetación se creó en 1898, en una pendiente natural que se encuentra ubicada entre la adyacencia de la avenida Santa Fe con la av. Las Heras.

Las aguas correrán en calma y en sus vías. El sistema de drenaje fue otro punto de reforma que realiza el organismo, ya que hubo inconvenientes por la formación de pozos que perjudicaban el terreno. En el complejo botánico existen plantas que provienen de los cinco continentes, con una diversidad de especies que invitan a los habitantes de la ciudad a acercarse y admirar uno de los beneficios de la naturaleza. También dependerá del cuidado que dispongan sus visitantes al momento de visitar las instalaciones.

Así se resume el trabajo que se está realizando en el Jardín Botánico:

Llegó el drenaje

Al ser un parque con más de 100 años de antigüedad, no fue construido con un sistema para contrarrestar los efectos de las lluvias. De tal modo, surgió la necesidad de crear ductos subterráneos y acequias en la superficie, adonde se almacena el agua en un reservorio.

El Jardín Botánico, que abrió sus puertas en 1898, fue construido sobre un terreno con una pendiente natural, que comienza en el sector adyacente a la avenida Santa Fe y desemboca sobre la avenida Las Heras.

Revivieron los estanques

Luego de culminar la instalación de los servicios que tratan las aguas, la Dirección General de Espacios Verdes se dedicó a guiarse por los viejos planos. Buscando la idea original, reparó los estanques  y cascadas que hacen vida en el parque, según el diseño de Thays. Estas atracciones tienen más de treinta años sin vida por falta de mantenimiento. Un bomba de agua será la novedad que le dará el funcionamiento esperado.

Volvieron los caminos antiguos

Con el trabajo anterior realizado, se procedió a la nivelación del terreno para emparejar  los senderos, con un respectivo cordón perimetral que delimite la zona de tránsito. Siempre respetado el arte del creador, también se colocaron piezas de cemento para mejorar el desempeño del caminar. Además, se les reforzó para que las precipitaciones no malogren el camino.