Jóvenes argentinos buscan rumbo en China

0
317

La distancia cultural y el idioma ya no es un impedimento para que los jóvenes argentinos busquen rumbo en el país asiático. Verdades y mitos derribados de las diferencias que nos alejan.

Según los datos estadísticos cerca de 1000 jóvenes argentinos  viven en China y superan las barreras idiomáticas que separan las culturas.

Sin embargo las diferencias no son pocas y los  que osadamente se animan tampoco.

Lucas se embarcó de Ezeiza  hasta el gigante asiático .Más de 20mil kilómetros y 11 horas lo alejaban de su tierra natal. Sin embargo no dudo ni tuvo miedos y enfrento las consecuencias de su decisión.

La distancia geográfica es solo una de las tantas distancias que separan la cultura argentina de la oriental.

En china viven 1400 millones de  chinos bajo el imperio del presidente  Xi Jinping.

Algunas personalidades argentinas del fútbol o la música llegan hasta el país asiático como famosos mundiales .Sin embargo alguno argentino como Brian Gonzales de 28 años no necesitan ser figuras mundiales para que su nombre resuene en las calles de las Ciudades Cinas más visitadas.

“A los quince años se me ocurrió de la nada que quería estudiar chino –cuenta–. Vivía en San Vicente, así que imaginate: mi mamá fue a la tintorería a preguntar por dónde empezar”. Apenas unos meses después, se presentó a un concurso de chino para extranjeros y ganó una beca para venir a China a profundizar en el idioma. Viajó cuando cumplió los 18, y nunca más volvió. BRIAN GONZÁLEZ (27). Llegó a los 18. Hizo castings y hoy es estrella de la TV local. Hace tres años, mientras cursaba una maestría en Beijing, Brian se presentó a un casting televisivo para un programa que buscaba panelistas extranjeros. Quedó. Hoy es uno de los favoritos del público en Informal talks,

un programa en prime time que arrasa entre los jóvenes.

Brian posee un club de fans y hasta 300 mil seguidores en las redes sociales.

De los 1000 argentinos que viven en el gigante asiático, la mayoría destaca la importancia de hablar chino como el chino. El idioma es fundamental para iniciar una aventura en China. Sin embargo la comida, el gusto por la tecnología y los estilos de vida  son una de las barreras que afectan la adaptabilidad en el país asiático.

Los argentinos que viajan por estudios, trabajo o placer se cautivan y no regresan. Las vicisitudes que tienen que enfrenar son mínimas en comparación a la mágica experiencia de vivir en el país con más habitantes del mundo.