La cerveza y como afecta el cambio climático

0
244

Una mala noticia para los cerveceros. Los cambios climáticos actuales degeneran en una mala producción de cervezas. Lee esta nota y entérate como afecta el clima a la consecución de la misma.

Para los porteños adeptos a las cervecerías la temporada no será del todo buena.

Los reiterados cambios climáticos as estaciones tan difíciles de ´predecir a diferencia  de épocas anteriores traerán como consecuencia una escasa producción de cebada a nivel mundial.

Los cambios climáticos tan descontrolados tienen su origen en la contaminación ambiental y en la segunda mitad del siglo podría duplicarse el valor de la bebida incluso debido a los problemas con la producción de la misma.

Los aficionados a las “ambrée”, “lager”, “ale”, “pilsen” y otros tipos de cerveza deben prepararse para enfrentar escasez: el cambio climático amenazan con disminuir en forma drástica la producción de cebada, el cereal en el origen de las buenas maltas para su producción.

Los fenómenos climáticos extremos que afectan a este cereal provocarán que la bebida alcohólica más popular del mundo se vuelva más rara y más costosa lo que ya puso en alerta.

Según un informe en la revista Nature Plants se anticipa que los rendimientos promedio de la cebada a nivel mundial disminuirán  entre un 3 y un 17 por ciento para la segunda mitad de este siglo.

China sufrirá la mayor escasez del producto, seguida de Estados Unidos, Alemania y Rusia. En cuanto a los precios, el valor aumentará de 2,50 a 5 dólares una botella de medio litro. Los países donde más subiría serían Irlanda, Italia, Canadá y Polonia.

Solamente la cebada de la mejor calidad (menos del 20% de la producida a nivel mundial) se dedica para la producción de cerveza.

Si el calentamiento global continúa al ritmo actual, los principales fenómenos adversos (sequías, olas de calor de gravedad inusitada) afectarán en el correr de este siglo a cada una de las principales áreas de cultivo de cebada al menos una vez al año, lo que provocará una caída del 16% de la producción mundial de cerveza.

Esto es el equivalente a lo que se bebe en un año en Estados Unidos actualmente.

Algunos países se verán particularmente afectados, de acuerdo al estudio. Entre las veinte principales regiones consumidoras (per cápita) actualmente se encuentran Europa, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia.

Los principales exportadores de cebada del mundo son Australia, Francia, Rusia, Ucrania y Argentina, seguidos por algunos otros países europeos. Los grandes importadores son China, Arabia Saudita e Irán, seguidos por tres monstruos cerveceros, Holanda, Bélgica y Japón.

En un mundo en el cual el clima también amenaza reducir la producción y el valor nutricional de otros cereales, como el trigo, el maíz y el arroz, la cebada también podría dedicarse de manera prioritaria para el uso alimenticio.