La Ciudad delimitó  las zonas de espera en el Trasporte público, para respetar el distanciamiento social y preventivo contra el coronavirus.  

0
40

El Gobierno porteño ordeno pintar una serie de señales,  en  el piso de las paradas de colectivos, paradores del Metrobus y estaciones de Subte,  con el objetivo de que los pasajeros respeten la distancia mínima preventiva, de un metro y medio entre cada persona.

Se trata del proyecto denominado “Distanciamiento Social en el uso del Transporte Público”, y consiste en la instalación de señales y gráficos, que contienen el mensaje “Mantener distancia al formar fila”, para evitar el  contagio del coronavirus en el  Transporte público porteño, como medida de restricción en el marco de la pandemia del COVID-19 en nuestro país.

Esta iniciativa contempla alcanzar el 100 % de todas las paradas de colectivos de la Ciudad de Buenos Aires, los Centros de Trasbordo de Retiro, Constitución, las estaciones de Metrobus Del Bajo, San Martin, 9 de Julio, y Norte Etapa I y II. Hasta el momento ya se intervinieron más de 500 lugares de espera del Trasporte público porteño. En las estaciones del Metrobus y en los principales Centros de Trasbordo de la Ciudad, el distanciamiento social y preventivo de un metro y medio, está indicado con huellas pintadas en las baldosas, y a modo de referencia cuatro baldosas equivalen a la distancia mínima preventiva, que establece las Autoridades Sanitarias.

Por otra parte, el Gobierno porteño, también intervino en varios monumentos y estatuas, con simuladores de tapabocas,  para generar conciencia en la población sobre el uso del barbijo, que desde este miércoles 15 de Abril,  será obligatorio para transitar en toda la Ciudad de Buenos Aires.  Las estatuas de Mafalda, Susanita y Manolito, ubicadas en la esquina de las calles Defensa y Chile, del barrio porteño de San Telmo, amanecieron con sus bocas, nariz y mentón, cubiertos con un tapaboca. También intervinieron en el Monumento a la Carta Magna y las Cuatro Regiones en Palermo, y  las mas icónicas figuras porteñas de los barrios de San Telmo, Puerto Madero, Parque Patricios y Caballito, con el fin de evitar la propagación del coronavirus. El Ministerio de Salud  porteño señalo,  que con la llegada del otoño, se viene el frio y los estornudos, que pueden llegar a una distancia de siete metros, y en este caso la recomendación de estornudar en el pliegue del codo sería muy frágil, por este motivo resulta indispensable tapar toda la vía aérea (boca y nariz), con un barbijo de uso no profesional.