La estación Boedo deteriorada

0
553
Hay serios inconvenientes estructurales.

La Diputada porteña por el kirchnerismo, Claudia Neira, alertó por “serios inconvenientes estructurales”. Entre ellos alertó por la situación de la estación Boedo, sobre todo un “desprendimiento de pared y mampostería”, según reza su pedido de informes. En el pedido de informes se detallan “serios inconvenientes estructurales”. De este modo, apuntó a varios de ellos, que recorren la línea. En particular hizo a alusión a la estación ubicada en el barrio, sobre el histórico cruce de San Juan y Boedo. Estas fueron las anomalías detectadas: filtraciones permanentes en las estaciones Bolívar, Belgrano, Independencia, Entre Ríos, Rodolfo Walsh, Pichincha, Jujuy, Urquiza, Boedo, Avenida de la Plata y José María Moreno; desprendimiento de pared y mampostería en la estación Boedo y en pasillos de conexión de Estación Independencia; escaleras mecánicas fuera de servicio en estación Varela, Belgrano y Pichincha; y la ausencia de ascensores en todas las estaciones de la línea. Neira manifestó que “el nivel de deterioro de la Línea E es una muestra palpable de la desatención y discriminación que reciben los ciudadanos del sur de la Ciudad por parte del gobierno de Mauricio Macri”. “La línea que atraviesa numerosos barrios de trabajadores y conecta el Sur profundo mediante el Premetro es la que recibe peor mantenimiento y Servicio. Una muestra más de la diferenciación entre el Sur y el Norte de la Ciudad”, agregó. De este modo, el pedido de informes describe que, hasta ahora, la única reforma proyectada para la Línea E es una renovación de vías; y “los únicos trabajos de mantenimiento son parches o soluciones precarias como el uso de policarbonatos para los techos, o pintura superpuesta para tapar manchas de filtraciones”. La Diputada Neira expresó que “desde que la Ciudad de Buenos Aires se hizo cargo del Subte, la única gestión visible fue aumentar la tarifa en un 355% desde 2011 a la fecha”, y agregó: “Las mejoras que se observan en el servicio, como la adquisición de nuevos vagones o la construcción de nuevas estaciones, son cuestiones heredadas de las gestiones anteriores que el Macrismo supo aprovechar para sacarse fotos de campaña”. Vale recordar que las Estaciones de la Línea E cuentan con murales y mosaicos históricos. Ese es otro punto que el futuro pedido de informes debería aclarar. El estado de estas obras de arte y su cuidado deben ser también un compromiso público por parte de las autoridades locales.