La línea D se moderniza con el verano

0
563

Incorpora 60 coches nuevos con aire acondicionado semejantes a los de la línea A. Mayor seguridad, rapidez y eficacia en el servicio. Los usuarios, agradecidos.

Viajar en subte puede resultar una odisea en verano. Algunos coches no tienen aire acondicionado y el exceso de calor en el túnel puede resultar incluso peligroso. Por eso los coches de la Línea D comenzaron el año con la novedad de incorporación de 60 coches nuevos.

La diferencia con los anteriores es que estos nuevos coches incorporan en sus unidades aire acondicionado similares a los de la Línea A en su recorrido San Pedrito-Plaza de Mayo.

Los usuarios de la Línea D venían solicitando hace tiempo la incorporación del aire acondicionado para mejorar la calidad del servicio en los días de altas temperaturas.

Las nuevas unidades que conectarán Catedral-Congreso de Tucumán- beneficiarán a más de 430 mil usuarios que habitualmente usan el cérvico para desplazarse en la Ciudad.

Con una tecnología más avanzada permitirán un desplazamiento de las unidades más rápido que los coches anteriores. Además están diseñados por Alstom al igual que los de la línea H con una estructura de acero inoxidable y cámaras de seguridad.

Los cortes de luz ya no serán un problema para llegar a horario al trabajo ya que las nuevas incorporaciones del subte poseen un sistema de ahorro energético a través de suspensiones neumáticas que le permitirán continuar con el recorrido en casos de emergencias.

Los vagones antiguos si bien no fueron reemplazados si fueron modernizados. Un total de 18 coches cuentan con nueva carrocería y un sistema de iluminación interno renovado.

Los subtes son uno de los servicios públicos más utilizados en la Ciudad de Buenos Aires. Conectan varios puntos de la Ciudad de manera rápida segura y efectiva.

Sin embargo los días de calor y los horarios picos suelen ser un verdadero problema para los porteños a la hora de viajar.

Los vagones de la Línea A son uno de los primeros que comenzó con el aireado automático en el interior de los mismos. Luego se intentó avanzar en el mejoramiento de la calidad de viaje de los usuarios en otras líneas .Esta vez le toco a la Línea D.

Los 60 coches nuevos incorporados poseerán además una caja negra que en caso de siniestros pueda detectar con facilidad la falla del momento.

Se espera la renovación del resto de las líneas próximamente para facilita a los usuarios un servicio satisfactorio.