La modernidad del tradicional tango

0
821

El pianista Horacio Salgan se refirió al presente de tango, el estilo y los músicos referenciales del momento. Detalles de una charla sin desperdicios.

El reconocido pianista Horacio Salgan fue uno de los músicos más aplaudidos por la crítica tanguera. Su estilo original y sus dotes de pianista pronto lo elevaron por encima de sus colegas contemporáneos.

“Lo conozco hace muchísimos años, ya ni sé cuántos, lo admiro y le tengo un profundo afecto. Para mí es una gran figura. Yo no soy experto, pero si usted me pregunta, le diría que las tres figuras históricas del tango son Carlos Gardel, Horacio Salgán y Astor Piazzolla”, reconoce Daniel Baremboin.

Salgán fue una de las figuras claves del tango moderno. Su originalidad le permitió innovar en el tango de siglo XXI junto a Ubaldo de Lío, su orquesta con la voz de Edmundo Rivero o su formación del Quinteto Real.

Sin embargo el pianista se retira de los escenarios una década antes de morir.Su legado artístico, que había dejando con su última formación del Quinteto Real, lo continúa su hijo César Salgán. “Sólo toca para él y está tranquilo”, confesaba este último en el documental Salgán & Salgán (2015), de Caroline Neal, sobre la vida cotidiana del maestro tanguero.

Salgán fue un caso de estudio por su longevidad en el género y un ADN tanguero que marcó su obra ¿Cómo se puede ser el más tradicionalista siendo uno de los más vanguardistas? Alcanza con escuchar sus arreglos de “Hotel Victoria” y “Boedo” para el Quinteto Real; las versiones instrumentales de “Recuerdo”, “Ojos negros” o “Mi refugio” para su orquesta; o “La cumparsita”, “El entrerriano” y “A Orlando Goñi”, para el dúo con su socio musical Ubaldo De Lío.

El estilo de Salgan siempre paso por la técnica del piano, un sonido fino virtuoso que marco tendencia. La mezcla del jazz, el folclore y el ritmo brasileño fueron los encargados de marcar la esencia de pianista quien siguió fielmente su estilo hasta el final.

Era un compendio de educación musical, admirador de la ópera y de los grandes compositores de la música clásica.

El pianista marco la tendencia del tango moderno con sus ritmos y su inspiración compositiva que se haría inolvidable para los oyentes .El tango se convertía así en una combinación exacta de tradición y modernismo de la mano de Salgan que pocos imaginaron podía suceder.