La salud en terapia intensiva, un turno cada 3 meses.

0
429

Es conocida la problemática que adquiere en nuestro país la obtención de turnos médicos. El tiempo pasa, los síntomas se agudizan y las enfermedades también. Existen cambios positivos para agilizar la dinámica y evitar colas a la madrugada para obtener el tan preciado “número”. Como en Caba, a partir del pedido de turnos por internet, ó a través del 147 gratuito del Gobierno de la Ciudad, paulatinamente se va descomprimiendo la situación, de todas maneras, es tan grande la cantidad de pacientes con necesidades sanitarias, en algunos casos de provincia de Buenos Aires llegan a la Ciudad para su atención, junto a pacientes que arriban desde diferentes países limítrofes, que, daría la impresión, que queda mucho más por hacer.

Todo es perfectible, sin duda, pero cuando una cirugía por tumor se suspende en cinco oportunidades…y desde el Hospital, que fuera emblema de nuestro país en el mundo, también por la destacadísima formación de nuevos profesionales, se sostiene que: “se está dentro de los plazos habituales”…cualquier comentario está demas…

La paciente fue diagnosticada en octubre de 2014, padece un tumor en la glándula hipófisis. Por la presión que esa mal-formación ejerce sobre el nervio óptico, ya perdió casi el ciento por ciento de la visión del ojo izquierdo y el 25 por ciento del derecho.

Se trata de una operación de alta complejidad a llevarse a cabo en el cráneo por un neurocirujano y equipo asistido.

Algunos de los motivos para reprogramar la intervención fueron los siguientes: falta de insumos, carencia de quirófanos disponibles, hasta la ausencia del médico cirujano por participar de una convención.

En tanto, espera por su operación para la primera semana de agosto, el crecimiento del tumor está aplastando al nervio óptico.

Llama la atención que desde el Clínicas se acepte y justifique esta realidad. “Dentro del plazo habitual de tres meses”…Sería esa misma apreciación para una/un paciente de su familia ó amistad?

Tumores de Hipófisis

Son relativamente frecuentes, nacen en la base de la glándula llamada hipófisis que está ubicada en la base del cráneo. Cumple con funciones vitales para el organismo.

Son tumores en su mayoría benignos pero representan un verdadero desafío por su ubicación y tendencia a reproducirse.