La tendencia cool de los locales gastronómicos porteños

0
345

La innovación en la comida paso de moda, ahora el toque cool esta dado por el diseño y el estilo del lugar. Los detalles de la post modernidad Argentina.
La mayoría de los locales gastronómicos porteños se canso de invertir en costosos preparados que pueden quedar en la nada. Chef internacionales, recetas llamativas y hasta la conversión de la araña tarántula como deco de alimentos parece haber aburrido a los comensales que buscan un nuevo atractivo.
La última tendencia indica que los locales gastronómicos de la Ciudad de Buenos Aires optan por apelar a arte como recurso decorativo y de inspiración.
Menú con nombres de personaje históricos de la política la música o la danza, paredes con figuras de escritores famosos y emblemas representativos son el marco de la deco actual.
El objetivo apunta a crear un clima especial y potenciar el sentido gustativo de los comensales a través de murales, esculturas y espacios decorados por artistas, las propuestas buscan crear climas y potenciar los sentidos de los comensales; cuáles son las tendencias; los casos un mundo en el que los estímulos se multiplican, las tendencias inclinan a los usuarios a demandar experiencias con un plus diferente. Además de propuestas de sabores y aromas originales, hoy los locales gastronómicos encuentran en el arte y la arquitectura grandes aliados para potenciar los sentidos.
Los barrios donde mayormente se difunde este concepto de comida artística son Palermo, Recoleta y San Telmo.
Palermo tiene una tendencia más neoyorkina y apuesta al arte arquitectónico. San Telmo se caracteriza por el arte personificado de personajes famosos del la música o la Literatura.
Algunos locales de Palermo recrean una Ciudad, un espacio o un momento histórico determinado. El menú se ve acompañado por una atmosfera especial donde los detalles sobresalen y hacen el momento del comensal distinto.
Grafitis en las paredes, luces de neón, pisos de cemento alisado, paredes de ladrillos a la vista y cielo raso de hormigón y música que acompaña el estilo son algunas de las características de estos espacios.
“En general, en un lugar de pizzas se piensa la barra como lugar central y se la suele sobrecargar. Lo mismo sucede con la marquesina. Nosotros trabajamos de manera más neutra estos espacios y buscamos correr el foco. La idea fue abrir el panorama y generar otros climas. Para esto, los murales y el arte urbano son indispensables a la hora de descentrar y permitir un recorrido visual más amplio. Se trató de llevar la ciudad con su arte callejero adentro del local”, explica Fernando Gallo, diseñador de uno de los locales de ambientación de Palermo.