La libertad de prensa y la jueza fueron ley

0
585
Hay que garantizar esencia democrática.
por Barrios Porteños Web / 05 Jun 2013

Con un extenso debate, el jueves la Legislatura con 35 votos positivos aprobó el proyecto por”libertad de expresión” impulsado desde el Ejecutivo y reformado en Comisión. También retomó el encuentro especial y puso en el TSJ a la jueza Weinberg. Pasado el mediodía inició la sesión para tratar el proyecto sobre libertad de expresión. Luego del impulso del Ejecutivo porteño y las reformas adquiridas en la Comisión de Asuntos Constitucionales, el Recinto es el destino final para este proyecto que dividió las aguas. Por un lado, en línea con el oficialismo, se habló de la protección de la libertad de prensa, es decir “una norma que hace a la arquitectura política de la Ciudad, que es un estado autónomo y que tiene las mismas facultades de una provincia”, según defendió Helio Rebot (PRO). Por el otro lado, desde el interbloque kirchnerista y varias bancas de oposición se rechazó el proyecto y se lo ligó a los intereses corporativos del Grupo Clarín. Consecuencia de esta toma de postura fue que el bloque Proyecto Sur votó dividido. En este caso, el Partido Socialista Auténtico se desmarcó del DNU reformado en proyecto por impulso del propio Julio Raffo, Presidente de la Bancada. “Esto es una vergüenza, es un engaño a la ciudadanía, no se defiende a la libertad de expresión. Se la ataca a bala en la ciudad de Mauricio Macri”, señaló el referente de Proyecto Sur, Pablo Bergel. “No veo actores que desfilaron durante años pidiendo la sanción de una ley de medios, como los 21 puntos por una radiodifusión democrática. Acá no hay trabajadores, ni asociaciones, no protegemos a sujetos que quieren expresarse; defendemos al grupo clarín”, fustigó Claudia Neria (Bs.As. 20/21). “Hay que garantizar al menos en la Ciudad de Buenos Aires esa esencia democrática, mientras haya respeto bienvenido sea del debate, el problema democrático llega con la compra de voluntades en los medios”, cerró. “No cabe duda que lo que este cuerpo pretende no se aparta del marco normativo existente”, señaló el Diputado Oscar Moscariello (PRO). “Esta propuesta nació de una serie de proyectos presentados por varios legisladores, es superadora” para garantizar según el legislador “una mejor protección de los derechos de libertad de prensa y expresión”. A su turno pasó el Presidente de la bancada PRO, Fernando De Andreis, llamó a pasar a cuarto intermedio el proyecto de libertad de expresión y avanzar en la designación de la jueza Weinberg para el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad. Luego de dos ocasiones frustradas, la tercera fue la vencida para que la jueza Inés Weinberg de Roca llegue al Tribunal Superior de Justicia (TSJ). Fue en una pausa de la sesión ordinaria por el proyecto de libertad de expresión. Se pasó a cuarto intermedio y se procedió a tratar la designación. El primero en hablar y señalar que “no puede acompañar” esta iniciativa del poder Ejecutivo. “Más allá del perfil doctrinario e ideológico, bastante cuestionable porque refuerzan un TSJ de perfil conservador, no confiamos en que el ejercicio de la magistratura va a ejercer los derechos de los más vulnerables; va a seguir la lógica de ser funcional al gobierno de turno”, denunció Gentili como impugnaciones. Alejandro Bodart adelantó su abstención “hasta que no se elijan a los jueces por el voto popular”. “La única forma de avanzar hacia la independencia real del poder judicial será cuando el pueblo elija y se renueve cada cuatro años”, cerró su participación. En las pantallas del recinto se vio el resultado final: cuarenta votos positivos, cero negativos frente a 16 abstenciones. En concreto, el PRO votó junto a la Coalición Cívica, Bases para la Unión, los radicales, Buenos Aires para Todos y Proyecto Sur, a excepción de Gentili. El interbloque K se abstuvo de forma total. Con la aprobación confirmada, se retomó la sesión ordinaria de este jueves. Alejandro García (PRO) defendió la iniciativa y recordó algunos hitos de la última década como “el juicio público en Plaza de Mayo” a periodistas y medios por su ron en la dictadura. Aseguró que hay hostigamiento y en eso se fundamenta la iniciativa. “Lo que sobra no daña”, estimó con el proyecto y defendió la jornada que incluyó la votación por la jueza. “Vamos a hacer todo para defender la libertad de expresión en la Ciudad”, concluyó Ritondo. Al instante se pasó a votar en las pantallas de los legisladores, donde quedó expuesto que la votación en general fue de 35 votos positivos, 15 negativos y 7 abstenciones. Más tarde los legisladores hicieron observaciones y aclararon sus votos con respecto a los artículos en puntual. Acto seguido, se votó en particular, según lo aclarado por los Diputados. El resultado fue de 35 votos positivos, 18 negativos y cuatro abstenciones. Una vez que se supo el final de la votación, se decidió, ante la retirada de un buen número de Diputados, levantar la sesión, tal como ocurrió a diez minutos de dar las 19.

Compartir
Artículo anteriorAl Colón
Artículo siguienteDefender la Justicia