Libros y juegos: la propuesta de febrero para los chicos.

0
235

A las muchas actividades culturales y recreativas se suma una propuesta superadora: generar el hábito de lectura en los chicos. Detalles de una Ciudad con ofertas para todos los gustos.

Juego, exposiciones, talleres y encuentros de baile son algunas de las ofertas que se repiten todos los años en esta época.

In embargo este año  la Fundación Leer presenta una propuesta para que chicos y chicas junto a sus familias tengan acceso a libros infantiles y juegos en una plataforma digital libre y gratuita con materiales valiosos para el aprendizaje de los más pequeños del hogar.

El periodo vacacional ofrece una excelente oportunidad para acercar a los niños a la lectura.

El mes de febrero principalmente es el más sindicado debido a que los educadores insisten en volver a ponerlos en ritmo a los alumnos para el inicio de las clases.

Acercarlos a la lectura es una travesía enriquecedora que debe ser bien hecha para no generar el efecto contrario en los niños.

El receso escolar y la mayor disponibilidad de tiempo nos dan las condiciones ideales para que los adultos dediquemos cada día al menos 20 minutos para leer cuentos y también otro tipo de textos con los chicos.

La Fundación Leer lanzo un programa de lectura para contribuir a futuros lectores.

La didáctica se basa en una plataforma digital que representa los mejores títulos infantiles de fácil acceso a través de cualquier dispositivo móvil                                              totalmente gratuito.

Como novedad, todos los viernes de febrero, las familias que se registren en la plataforma recibirán juegos para seguir divirtiéndose con las distintas historias que brinda la campaña.

El hábito de leer es muy importante fomentarlo desde la temprana edad y en este proceso los padres deben acompañar la iniciativa.

A la edad de los 5 años los niños deben mostrarse interesados en aprender a leer consultado a sus padres obre carteles,  programas y demás. La curiosidad típica del niño corresponde a una sed de lectura naciente que debe ser bien aprovechada por los padres.