Los Monumentos y Edificios públicos de la Ciudad se iluminaran de amarillo en conmemoración al Día Internacional de la Lucha contra el cáncer Infantil.

0
30

Este sábado 15 de Febrero, a partir de las 20hs, todos los Monumentos porteños y las fachadas de los edificios públicos se alumbraran de amarillo, por el Día Internacional del Cáncer Infantil.

El color amarillo representa la lucha contra el cáncer infantil, a nivel mundial es un lazo de color dorado, y el objetivo es generar conciencia sobre su prevención, el acceso rápido al diagnostico y el tratamiento adecuado.  El Día internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil, fue establecido por la Organización Mundial de la Salud todos los 15 de Febrero, desde el año 2001, por una iniciativa presentada por la Organización Internacional  de Padres de Niños con Cáncer de Luxemburgo.

Según informaron en  el Ministerio de Espacio Público e Higiene de la Ciudad, el Monumento de los Españoles, la Floralis Genérica, la Torre Monumental, la Cúpula del Planetario, la Pirámide de Mayo, el Puente de la Mujer, el Palacio Lezama, Plaza Congreso y la Usina del Arte formarán parte de esta campaña mundial.

En la Argentina, mas de 1340 niños son diagnosticados con cáncer anualmente, solo el 70 % de los pacientes de hasta cinco años, sobreviven a esta enfermedad. El Hospital Pedriatico Juan Garrahan, recibe 500 nuevos niños con cáncer por año, en su Servicio de Oncología Pediátrica. La cura de este 70% del total de niños con cáncer en la Argentina, se debe fundamentalmente al diagnostico temprano, y el tratamiento adecuado en los servicios especializados. Entre el año 2000 al 2016 hubo más de 22.450 casos de niños menores de 15 años con cáncer, los más frecuentes son las leucemias, tumores del sistema nervioso central y los linfomas. Según informes del Registro Oncopediatrico Hospitalario Argentino (ROHA), se detectan cuatro casos por día en menores de 15 años, se estima que seis y siete de cada diez se curan, de acuerdo al tipo de cáncer y la extensión inicial de la enfermedad. El cáncer no atañe solo al niño que enferma, sino también a su familia, por eso se considera como una “enfermedad familiar”. Según detallaron desde la Sociedad Argentina de Pediatría, se ha mejorado mucho la sobrevida de los chicos con cáncer a nivel nacional, pero las posibilidades deber ser más equitativas para todos los niños con cáncer en Argentina, esto comprende lograr los diagnósticos a tiempo y de forma adecuada, la obtención de medicamentos, la entrega de prótesis necesarias para el tratamiento,  y contar con el soporte multidisciplinario, clínico y emocional,  que acompañen  el cuidado del niño.