Los Supermercados y las Farmacias porteñas instalarán líneas de atención telefónicas exclusivas para  los mayores de 70 años

0
6

Se trata de una propuesta impulsada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de proteger a uno de los grupos más vulnerables al coronavirus, y consiste en que los Supermercados, Farmacias y empresas de delivery, instalen líneas de atención telefónica a personas mayores de 70 años, que no saben realizar un pedido vía internet, para que compren alimentos, remedios y bebidas sin salir de sus casas.

De este nuevo proyecto participan las empresas de delivery Wabi, Glovo, Uber Eats, Pedidos Ya, Rappi, los Supermercados Disco, Jumbo, Dia, Vea,  y las Farmacias Farmacity y la Asociación de Propietarios de Farmacias Argentinas  (ASOFAR). Todas estas empresas que colaboran con  esta iniciativa solidaria del Gobierno porteño, tendrán su propio Call Center exclusivo  para los adultos mayores de 70 años. Además desde el Gobierno de la Ciudad, recordaron que ante cualquier duda pueden llamar al 147 y pedir un voluntario cercano a su domicilio, para hacer las compras en Farmacias, comercios de proximidad, pasear sus mascotas o pagar impuestos. Se trata de una medida establecida por las Autoridades Sanitarias de la Ciudad,  para proteger a este sector de la sociedad, para que se queden en sus hogares a través de la compra telefónica o mediante la asistencia de un voluntario.

En la Ciudad de Buenos Aires viven alrededor de 630.000 adultos mayores,  y son considerados como el mayor grupo de riesgo ante la pandemia del coronavirus.  Según los datos oficiales de distribución demográfica, los barrios de Palermo y Recoleta es donde se concentra la mayor cantidad de personas mayores de 65 años.  En tanto que en  la Comuna 13 (Núñez, Belgrano, Colegiales), es la que más adultos mayores tiene,  con un total de  58 mil; y la que menos tiene  es la Comuna 8  (Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo)  con un poco más de 26 mil adultos mayores. Por otra parte, el barrio de Caballito tiene la particularidad, de que casi la mitad de los adultos mayores, alrededor de 23.000,  viven en hogares unifamiliares (sin compañía).

Según los últimos Registros Epidemiológicos, ocho de cada 10 muertes por coronavirus, corresponden a adultos mayores, y la edad promedio de los fallecidos oscila en los 71 años.