Los vecinos de Saavedra piden  la reapertura de la Clínica Saint Emilien para alojar a los pacientes con coronavirus.

0
11

Un grupo de vecinos del barrio de Saavedra, solicito al Gobierno porteño la apertura de la Clínica Neuropsiquiatrica Saint Emilien, cerrada por un incendio ocurrido en 1985, donde murieron 79 personas y 200 resultaron heridas.

Los vecinos autoconvocados de Saavedra, pretenden que la Autoridades porteñas, reacondicionen el viejo edificio abandonado por más de dos décadas, para atender a pacientes infectados con el coronavirus, en uno de los barrios con mayor índice de casos, como es el barrio de Saavedra.  Esta iniciativa, surgió  cuando Gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, firmo un Decreto para la expropiación del Instituto Privado de Cardiología Sagrada Familia, que se encontraba cerrado desde el mes de Enero, para afrontar la pandemia del coronavirus en su provincia, y sumar 42 camas mas. El Decreto 330/2020,  dispone declarar “De interés general y sujeto a ocupación temporal”, con el objetivo de tratar a infectados con el COVID-19, hasta que pase la pandemia. Los vecinos de Saavedra, vieron en este contexto, las condiciones adecuadas para que el Gobierno de la Ciudad, haga lo mismo con la Clínica del barrio para su utilización con los mismos fines vitales. Actualmente el inmueble se encuentra tapiado y sin uso.

En la Clínica Neuropsiquiatrica Saint Emilien, ocurrió la segunda tragedia no natural más grande en la historia de la Ciudad de Buenos Aires, en un incendio donde murieron 78 personas, superada en el año 2004  por Cromañón, donde fallecieron 194 personas, en una tragedia que conmovió a toda la Argentina.

La noche del 26 de Abril de 1985, comenzó el incendio en el tercer piso de la Clínica Saint Emilien, y rápidamente se propago en todo el edificio. . Tratándose de un Clínica Psiquiátrica, muchos pacientes habían sido sedados para dormir como parte del tratamiento,  y otros intentaron escaparse de las llamas  por las ventanas o puertas de seguridad de las habitaciones,  pero sus barrotes se lo impidieron.

Después del incendio, el caso se judicializo,  la Clínica Saint Emilen cambio de nombre y funciono como el Instituto de la Familia Monseñor Búfano, hasta fines de Agosto de 1997, que cerró sus puertas definitivamente.