Mujeres en historietas: el humor  que se vuelve fenómeno

0
12

El fenómeno de ilustración revolucionó el humor gráfico volviéndose viral entre los jóvenes. Como es contar con humor el relato cotidiano. Los detalles del arte moderno.  Las redes sociales son el nuevo canal de información  viral. Ilustrar para las redes se volvió el fenómeno más buscado en los últimos 5 años.  Los expertos aseguran que el instragram revolucionó la industria del humor gráfico, empujando a una camada de jóvenes mujeres historietistas a lanzarse a la aventura de generar un relato propio que se convirtiera en humor.  La historieta remonta sus orígenes a la década del 80 con Maitena. La aceptación  del público se volvió muy representativa y adquirieron gran prestigio.  En 2010 el fenómeno dio un vuelvo e ingreso a las redes sociales.

Han proliferado nuevas voces y miradas que cuestionan y presentan otro tipo de relaciones entre los géneros, espacios de lucha por el sentido de prácticas, y discursos que tienen efectos concretos en la vida de los lectores”, afirma Mariela Acevedo, licenciada en Ciencias de la Comunicación.  En 2018 afloraron una gran cantidad de dibujantes, humoristas gráficas y artistas que apuestan todo a sus redes sociales. La mayoría son jóvenes de entre 18 y 25 años que  buscan expresar sus pensamientos ideas y sensaciones a través de las mismas.  Con diferentes personajes producto de la imaginación los mismos ingresan a las redes sociales y van tomando forma en la cotidianidad.  Fueron los mismos lectores los que le dieron forma a la fan page y me definieron a mí como historietista”. Admite Camila una creadora de historitas virtual  Judith Gociol, coordinadora del Archivo de Historietas de la Biblioteca Nacional, apunta: “Los lugares sociales de las mujeres cambiaron. También en la historieta”. En los 80 con Maitena, las temáticas femeninas vinculadas con el trabajo, el ámbito doméstico y la intimidad ocuparon la primera plana, explica Gociol, autora de “La historieta argentina”. Y añade: “es a partir del 2000 que hace su entrada al lenguaje de la historieta local la autobiografía, y las creaciones comprometidas en luchas de género”.

Acerca de la invisibilización femenina en el humor gráfico, Mariela Acevedo sostiene que “hay otra historia, una que nos incluye desde las primeras décadas del siglo XX, cuando ser mujer e historietista era una combinación muy improbable, pero no imposible”.  Cada creador de historita tiene su propia impronta. “Creo que la nueva ola de feminismo por suerte llegó a todas las áreas y profesiones. Quizás se ve más fuerte en la historieta porque es una gran forma de comunicar una idea. Al tener una sociedad cada vez más visual, comunicar conceptos con palabras e imágenes resulta más hipnótico”, resume Pepita Sandwich.