Inicio de nuevo acuerdo

0
449
“Precios Cuidados”

Comenzó a regir en supermercados de la Capital Federal la lista de precios acordados entre el sector privado y el gobierno nacional. Según se informó al respecto, el acuerdo de valores alcanzado por Nación con el sector privado se focaliza en productos de consumo masivo. Empezó su validez el lunes 6 de enero y en la mayoría de los puntos de la Ciudad se acató, a excepción de algunos supermercados que no respetaron la medida. El nuevo acuerdo se lanzó el viernes anterior en Casa Rosada y de momento la medida contempla a aquellos comercios ubicados en la Ciudad y el Conurbano. Así, se detalló una canasta de 100 productos. Incluyen 31 artículos de almacén, 8 bebidas, 12 cortes de carne, 12 lácteos, 9 artículos de limpieza e higiene, 10 de perfumería, 10 de verdulería, 5 de panificación y 3 de librería, según información oficial. De todas formas, relevaron algunos portales como Ciudad1, algunos supermercadistas hicieron saber que varios de los productos estipulados en el acuerdo sólo habrían de estar disponibles en los locales más amplios de las cadenas. En contrapartida, en los más pequeños se lucirán góndolas llenas de los productos que ya vendían anteriormente. Según se relevó, el primer día del acuerdo en vigencia, en el local de Carrefour de Independencia y Defensa los productos del acuerdo están señalizados con la leyenda “Precios Cuidados” y tienen presencia en la mayoría de las góndolas de los la lista que conforma 197 artículos, contó Ciudad1. Otro caso registrado ocurrió en la sucursal de Día situada en Bolívar al 900: algunas ofertas superan al acuerdo anunciado. Y no habían sido identificados los productos que entran en el listado de los precios congelados. Las cadenas que adhirieron al acuerdo son Coto, Jumbo, Vea, Disco, Día, La Anónima, Josimar, Carrefour, Walmart y Chango Más. Es probable que en algunos supermercados aún no figuren las ofertas y que en algunos días ya las tengan. El logo que identifica los productos está compuesto por tres flechas en colores celeste, rosa y verde; a la lista además se puede acceder en la página www.precioscuidados.com o consultar al teléfono 0800-666-1518, también habilitado para efectuar reclamos. El Secretario de Comercio, Augusto Costa, señaló el domingo que “la dispersión inicial es muy grande, pero, en promedio, la lista representa una baja del 7 por ciento con respecto a los valores actuales del mercado”, aunque aclaró que “los precios van a subir y a bajar”. “Cuando hay formadores de precios, los precios suben y después no bajan. Con este mecanismo vamos a lograr que los precios bajen cuando deban hacerlo”, aseguró el funcionario, quien alertó además que habrá “relevamientos permanentes” para garantizar el abastecimiento de los productos incluidos. La última información sobre este asunto la dio el ministro de Economía, Axel Kicillof: anunció que a partir del 13 de enero próximo el acuerdo de precios se extenderá a todo el país y estimó que en promedio los precios “bajaron” 7 por ciento. En declaraciones a Radio del Plata, el ministro reconoció que algunos precios aumentaron y otros faltan, pero señaló que “se está trabajando para hacer cumplir el acuerdo de precios a rajatabla”. Consideró que el acuerdo de precios es “bastante comprensivo y suma una porción muy significativa de los consumos de los sectores asalariados y de menores ingresos, que era el objetivo y ahora se está ampliando”. “El acuerdo ahora rige en la Capital y el Gran Buenos Aires, y a partir del 13 de enero va a tener vigencia en todo el país”, anunció el ministro. Dijo que con el acuerdo “se ha logrado retrotraer muchos de los precios a la situación de noviembre, y aunque hay algunas desviaciones en determinados precios en todos los rubros llegamos a un acuerdo favorable”, según rescató declaraciones Ámbito Financiero. “Con algún artículo en particular hay algún aumento, pero en el promedio no es así, por el contrario hubo una reducción de aproximadamente un 7 por ciento”, señaló el ministro. Dijo que el gobierno espera del acuerdo “un cumplimiento del 100 por ciento y lo vamos a hacer cumplir a rajatabla”. Padres, docentes y dirigentes de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) se movilizaron al Ministerio de Educación porteño por los miles de casos de chicos sin matrícula para el ciclo lectivo 2014. El sistema de inscripción vía internet continúa dando que hablar. Es que muchos padres aún reclaman por la anotación de sus hijos e hijas en establecimientos públicos de la Ciudad. El sistema digitalizado —utilizado por primera vez a fines del año pasado— dejó muchos casos irresueltos. Así lo hicieron saber padres e integrantes de la comunidad educativa con una marcha frente al Ministerio de Educación capitalino, ubicada en Paseo Colón 255 y encabezada por Esteban Bullrich. “Miles de familias siguen sin conseguir vacantes para sus hijos en la Escuela Pública de la Ciudad con el agravante que hasta el momento el ministro de educación nunca recibió a los padres para dar respuesta a tan importante tema”, aseguró la UTE, gremio docente con amplia representación a nivel porteño, mediante un comunicado. En este sentido, Eduardo López, titular del gremio, señaló que “la UTE acompañará hoy a los padres y madres reclamando que se garantice a todos el pleno acceso a la educación pública, laica y gratuita desde los 45 días de edad, tal como lo establecen los artículos 23 y 24 de la Constitución de la Ciudad”. Por su parte, El ministro de Educación de la Ciudad, Esteban Bullrich, expuso: “La realidad es que el sistema fue muy exitoso en facilitar el tramite”. “Creció la demanda de vacantes. Un 20 por ciento en educación inicial, un 15 por ciento en primaria y técnica, y se mantuvo en niveles similares en la educación media. Igual no está cerrado el periodo, siempre hay en febrero una nueva fecha de inscripción para padres que toman la decisión a último momento”, sumó. En ese sentido, Bullrich agregó: “Hay alumnos que no tienen la vacante porque – yo ya hice una autocrítica- tuvimos 3500 casos de alumnos que tenían derecho a una vacante por tener acceso directo a la escuela. Pero por mala validación, el sistema no los tomó”. El ministro explicó que “esos 3500 casos que se corrigieron generaron un desplazamiento de unos 3000 casos de alumnos y alumnas que hoy tienen que buscar alternativas”. “Estamos llamando uno por uno a los padres para ofrecerles vacantes en escuelas alternativas”.