Pulpo  el menú que revive en Almagro

0
57

El pulpo, un producto tan particular como característico que conquista cada vez más paladares porteños. Como y donde se los puede conseguir. Tendencia culinaria que sorprenden

El sorprendente pulpo vive en el espacio acuático y cerca de las rocas litoraleñas. Su variedad es inmensa y los hay de hasta 10 metros.

Cada uno de sus tentáculos son en realidad brazos y patas ya que es un molusco cefalópodo que e alimenta de bivalvos y peces. El sabor del pulpo forma parte de la exquisitez de muchas culturales especialmente en Asia y hoy parece estar conquistando también la mesa de los argentinos.

En la Ciudad de Buenos Aires hay 3 restaurantes que lo ofrecen en su mayoría ubicados en barrio norte.

Cocinar pulpo no es menos arte que hacer una parrilla. Conocer los secretos del mismo, la condimentación justa, como reconocerlo si es tierno o no y otros factores que influyen a la hora de decidir sobre incorpóralo como menú cabecera.

En un principio  el pulpo solo era conocido y degustado por los más exóticos, viajeros o en su mayoría o extranjeros donde el pulpo en su cultura era considerado una cotidianidad.

Actualmente son muchos los argentinos que se acercan a probarlo y si bien el pulpo asado solía ser una de las pocas variantes hoy se prueba al vapor o con condimentos cada vez mas jugados.

Los restaurantes gallegos son los que en su mayoría comenzaron con esta tradicional tan popular en sus países.

Acompañado con verduras o papas estilo noisette forman parte de os menú más atractivos que  representan algunos restaurantes del microcrentro como tendencia culinaria este año. Sin embargo la novedad no sería el menú sino la preferencia de los argentinos por el mismo, algo no muy habitual en nuestra cultura culinaria.

Si bien son pocos los restaurantes que lo ofrecen uno de ellos está en Almagro. El lugar se caracteriza por sus cocciones marítimas y en los últimos meses la visita se multiplico en busca del pulpo.

Allí el pulpo se ofrece a la gallega pura. Es decir tal como lo enseñaron en la cocina tradicional española. Generalmente  los condimentos más usados son aceite de oliva, pimentón y pimientos españoles. La mezcla de perejil limón y sales marinas también forman parte del ritual de cocción del pulpo en la casa de Almagro.

Los restaurantes porteños en su mayoría adquieren los pulpos más tiernos de la costa argentina, especialmente en Chubut donde se cree que están los mejores.