Restaurant con sabor a política

0
751

Buenos Aires se encuentra entre las Ciudades con mayor incumbencia en la gastronomía de la política local. Menús adaptados a nombres de los personajes políticos del momento y oros cuyo local se llaman como algún personaje de la historia política local. El peronismo, líder en la gastronomía porteña  también.

Si bien la Ciudad de Buenos Aires nunca se caracterizo por ser políticamente de ideología peronista parece que los personajes de éste partido si son característicos en el rubro gastronómico.

Es que cada año  aumentan el número de locales gastronómicos que con nombres de personajes de la historia peronista, política argentina.

Sin importar a ideología política que los visitantes profesen, visitar algunos de estos locales equivale a comprender la historia de nuestro país en un sentido más profundo.

Son restaurantes temáticos que ganan terreno en la Ciudad. Visitada por miles de porteños a diario ganan también adeptos extranjeros que cautivados por la riqueza cultural de nuestro país se sienten atraídos.

Sentarse a tomar un café a la mesa con Perón o cenar junto a un altar a Evita o cantar religiosamente cada medianoche “La marcha peronista” luego de saborear un asado, es posible en algunos locales de la Ciudad.

“El General” es el restaurante más emblemático en honor al ex presidente argentino Juan Domingo Perón. Hace 3 años reabrió sus puertas y actualmente goza de un una buena clientela. Los peronistas suelen visitar el lugar.

Otro de los lugares destacados en la Ciudad es el restaurant “Perón Perón   ”ubicado en el corazón del barrio de Palermo. El lugar tiene las típicas características de un salón de la CGT y sus ofertas se anuncian sobre un bombo pintado.

El objetivo del lugar según sus dueños  es crear un espacio de memoria popular, un paseo en el tiempo de los años dorados del peronismo en la Argentina y a la vez un lugar de encuentros donde el café sea una excusa para debatir cuestiones políticas más cruciales.

Por las pantallas del lugar se transmiten de forma constante discursos e imágenes de la historia peronista.

El menú del lugar es muy variado y va desde mousse de chocolate, rebautizado como “cabecita negra” (en alusión a la forma despectiva en que las clases altas se referían a los trabajadores, en su mayoría peronistas), hasta cerveza, denominada  “tabla de fiambre de Pedro Eugenio”.

En Austria al 2601 existe “Un café con Perón”. En la mesa central posee una figura de tamaño real al de Perón que da la sensación de estar delante del ex presidente.

Todos ellos no buscan otra cosa que situar al visitante en el profundo  cultural mundo del porteño que vivió intensas luchas políticas durante toda su historia democrática.