San Telmo, el barrio donde comenzó todo

0
199

Antiguo y enigmático guarda los secretos más cotizados de la historia de una Ciudad moderna. Sus tiempos de gloria y su momento decadente .Los detalles imperdibles

Caminar por Almagro es encontrase con un sinfín de momentos históricos resumidos en objetos, arquitectura, calles empedradas y una pequeña plaza en el medio que funciona como máquina del tiempo.

San Telmo es el sitio preferido de los turistas que encuentran en el mismo el resumen de la historia porteña.

El mismo se encuentra delimitado por las calles Chile, Ingeniero Huergo, Av. BrasilAv. Paseo ColónAv. Martín GarcíaDefensaAv. Caseros y Piedras.

Observar sus calles es adentrase en el tiempo. Como si su arquitectónica conformación no fuera suficiente el barrio ofrece ferias de antigüedades, viejos almacenes, pasajes históricos, y curiosidades como la casa mínima.

Los historiadores coinciden que el barrio de San Telmo es uno de los cascos históricos más importantes de la Ciudad.

La tasca de Cuchilleros o el Mercado de San Telmo se ha convertido en los últimos años en uno de los espacios turísticos más importantes de la Ciudad.

Los turistas entiende a San Telmo como el lugar donde comenzó la historia de la fundación de Buenos Aires, aunque quizás en parte sea cierta esta creencia lo que podemos agregar es que San Telmo es el barrio que mejor conserva la tradición porteña de antaño y no fue arrastrada a la modernidad obligatoria de otras.

La particularidad del barrio es el pasado. Eso se nota por sus viejas construcciones, las esquinas sin ochava y su aire que respira historia.

Los fines de semana la Plaza de San Telmo es el espacio más buscado y esperado.

No solo los turistas encuentran en esta Feria objetivos interesantes sino que además vecinos de barrio aledaños suelen recorrerla los fines de semana en busca de curiosidades.

Un programa completo de muchas familias incluye un recorrido por el lugar para luego almorzar en alguno de los bodegones de Defensa y Carlos calvo.

Los precios suelen ser módicos y el estilo de cocina casero y antiguo acompaña la estructura del barrio.

Muchos jóvenes también encuentran en el mismo la posibilidad de divertirse en sus bares nocturnos, cervecerías artesanales o en reuniones grupales en sus originales pizzerías o restaurantes.

La magia de San Telmo se debe a que supo mantenerse fiel a su estilo antiguo donde quizás comenzó todo.