Se entregaron las primeras escrituras a las familias que vivían en el Playón de Chacarita.

0
16

El Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), junto a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), en una jornada especial realizada en el barrio de Chacarita, firmaron las primeras escrituras , de los nuevos de departamentos entregados a las familias que vivían en el Playón de Chacarita. Estas son las primeras escrituraciones, de las 650 que todavía faltan firmar con sus nuevos propietarios,  y que en las próximas semanas se mudaran a sus nuevas viviendas construidas en el predio contiguo al Playón.  En el barrio se realizaron trabajos de apertura de nuevas calles y pasajes, nuevos espacios verdes, iluminación led del Playón, acceso a los servicios públicos,  y la edificación de más de 600 departamentos, la gran mayoría ya están terminados.

Este proyecto fue gracias a la participación de las autoridades porteñas con las mesas  de gestión participativa del barrio, por este motivo en el año 2017 la Legislatura porteña aprobó una ley de integración social y urbana del Playón de Chacarita. La clave para darle impulso a este proyecto fue la colaboración conjunta de los vecinos, vecinas y delegados del barrio. El proceso de urbanización e integración social del barrio, se enmarca dentro de  ley 5799, la cual contempla la ejecución de medidas que permitan superar las condiciones de total vulnerabilidad social de los vecinos del Playón de Chacarita,  para asegurar  una inclusión social permanente. El proyecto incluyo la reforma de 300 viviendas en el sector histórico del barrio,  y la construcción de 672 departamentos en el predio lindante,  que pertenecía al Ferrocarril Gral. Urquiza. De las 1042 familias que vivían en el Playón, el 67% de las viviendas estaban sobre un pasillo, el 90% tenían  acceso al agua por medio de la red pública, el 90.4% tenían acceso a la red eléctrica pero sin medidor, el 93% no tenia gas y el 92% no tenía acceso a la red cloacal. Se construyeron 32 edificios con casi 700 viviendas nuevas, de las cuales la mayoría están terminadas. A principios de este mes se escrituraron los primeros departamentos,  de las familias que se mudaron a los nuevos complejos de edificios. En el caso de,  que estas primeras familias con tener título de propiedad, decidieran vender, dentro de los primeros cinco años, el Estado Nacional tendrá la prioridad de compra. Esta modalidad busca garantizar el fin social de las viviendas.