Se inauguro el nuevo estacionamiento del Paseo de Bajo.

0
72

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires inauguro el estacionamiento subterráneo del  nuevo Paseo del Bajo, con una extensión de 22.000 m2, y construido debajo de una de las plazas del paseo,  consta de dos niveles para albergar a más de 300 vehículos,  y una playa de regulación para colectivos.

El acceso al primer subsuelo,   es por la calle Perón, y esta acondicionado como playa de regulación de los colectivos de la línea 105, 159 y 146, con oficina de personal, sanitarios, sala de estar y comedor. En el segundo nivel,  el ingreso ser por la calle Madero,  y alojara a mas de 300 vehículos oficiales del Poder Ejecutivo Nacional que trabajan en la zona.  Además se sumaron seis carriles en la Avenida la Rábida para autos particulares, tres por sentido, y dos para el Metrobus, se calcula que 53.000 autos transitan en esta avenida diariamente.

Por la nueva traza de circulación de la avenida, se tuvieron que trasladar los arboles existentes, a otros sectores del Parque del Bajo, Puerto Madero, Parque de la Memoria y en ciertas isletas del  servicio del Metrobus.

El Parque del Bajo, inaugurado en Mayo pasado, cuenta con ciclovias, postas aeróbicas y juegos infantiles. Los 136.000 m2 de este nuevo espacio público y verde, está conformado por un conjunto de parques ubicados entre la Avenida Belgrano y Corrientes, Paseo Colon y Madero.

Con la inauguración de este nuevo estacionamiento,  se estaría reemplazando a los viejos estacionamientos,  que se encontraban en la superficie del Parque del Bajo,  y que fueron demolidos para generar nuevos espacio verdes para los vecinos. Según el Gobierno de la Ciudad,  esta nueva obra mejorara la circulación del tránsito  de este sector del centro porteño,  y además el servicio de transporte público, beneficiando  a sus usuarios que viajan todos los días,  con mejores lugares de ascenso y descenso de pasajeros,  igualmente a  los choferes que cuentan con un mejor lugar donde trabajar.  Las antiguas playas de regulación de los colectivos,  que se encontraban en la superficie del paseo y generaban un deterioro en la zona, fueron eliminadas y trasladadas al   primer nivel de este nuevo estacionamiento del parque, y  de esta forma los casi 650.000 personas que trabajan en la zona,  pueden disfrutar de las tres hectáreas del parque con espacios verdes libre de la contaminación emanada por los colectivos que tenían ahí su terminal.