Se instalaron nuevas luminarias y  se repararon las veredas del barrio de Liniers.

0
12

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires,  instalo nuevas luces led, además se restauraron las veredas y el arbolado, en la zona cercana al cruce de la Avenida Rivadavia y General Paz del barrio de Liniers.

Las obras incluyeron la colocación de la cartelera,  y  de bancos de cemento en varias cuadras, los mismos que fueron instalados en las Avenidas Diagonal Norte. Con este proyecto, el Gobierno porteño tiene el propósito de dar más comodidades a los vecinos, y promover el desarrollo comercial de esta zona.

Estas iniciativas forman parte del Proceso de Regeneración Urbana de la Ciudad de Buenos Aires, para ofrecer más oportunidades a  los vecinos de disfrutar del espacio público, mejorando su uso, recuperando su paisaje,  y fomentando las actividades de permanencia de las personas,  con los lugares al aire libre. A fines del año pasado, como parte de este proceso, se inauguro el Centro de Trasbordo de Liniers, beneficiando a más de 120 mil usuarios,  que se trasladan todos los días de forma más segura y cómoda. Dicho Centro de Trasbordo ocupa una extensión de 700 metros  de la Avenida Rivadavia, que va desde Avenida General Paz a Lisandro de la torre, y que  incluye a 16 líneas de colectivos, conectando el Metrobus con el Ferrocarril Sarmiento.  Estas mejoras benefician a los vecinos de Liniers,  y también a los comerciantes del Centro Comercial abierto del barrio, compuesto por  693 comercios y que dan trabajo a más de 3700 personas. El año pasado, cuando se realizo el desalojo de casi 500 puestos ilegales, las veredas habían quedado en pésimo estado, especialmente de la Avenida Rivadavia y General Paz,  el pedido de los vecinos  era arreglar las baldosas rotas que dejaron los puesteros.  El desalojo de los manteros en Liniers, fue el último punto de conflicto de venta ilegal, después de la Avenida Avellaneda y Once. La satisfacción de los comerciantes se nota, el desalojo de la venta ilegal aumento las ventas en un 50%, las veredas quedaron limpias y reparadas sus baldosas, la nueva luminaria trajo más seguridad, los bancos instalados y la cartelera nueva dan un aspecto renovado para este barrio del oeste porteño.