Seratanas, esa comunidad que sobrevive en la gran urbe porteña

0
388

Se trata de un pequeño grupo de personas provenientes de Italia que se suman a la gran comunidad porteña de una manera muy particular. Un ejemplo de solidaridad y compromiso define su particularidad. Los detalles.

Seratanas es un nombre que quizás te suene extraño. Sin embargo es frecuente y común denominador de las italianas que se alojan en nuestro país. Estas arman una red exclusiva y cerrada donde brindan asesoramiento y ayuda a residentes extranjeras de nacionalidad italiana.

Entre las actividades que realizan se encuentran el intercambio de opciones, consejos para encontrar empleo, conexiones con empresas para la toma de personal capacitado y asesoramiento para encontrar departamentos donde alojarse o como validar el título universitario, entre otras cuestiones.

En su mayoría las seratanas se ubican ene labrio de Palermo por una cuestión de seguridad y cercanía con el microcentro porteño.

La mayoría de los italianos en nuestro país sienten como si estuvieran en Italia cuando atraviesan la frontera. Es que Buenos Aires está compuesto por una gran cantidad de inmigrantes italianos que buscaron refugio en nuestro país y se asentaron básicamente en la Ciudad.

“Me encontré con un pedacito de Italia al otro lado del mundo. Me sentí en casa, decidí buscar trabajo y quedarme”, cuenta Valentina, una joven extranjera de la Ciudad de Florencia, Sur de Italia.

En su departamento, que es a la vez su estudio de gestión de proyectos culturales, espera Francesca Capelli, un tana nacida en Bologna que vino varias veces de vacaciones a la Argentina hasta que en 2012 decidió quedarse.

Así sucesivamente van creándose una red de personas dispuestas a ayudar a otras en la adaptación de las nuevas formas argentinas.

Seratanas es la denominación que ellas misma le dieron a éste vínculo que crearon a través de un espacio virtual que cuenta actualmente con 126 mujeres italianas de entre 30 y 40 años, profesionales y con deseos de progreso que llegaron para quedarse en nuestro país.

En 2010 habitaban en la Ciudad de Buenos Aires unas 217 mujeres italianas de entre 15 y 64 años.

Hoy la gran mayoría son mujeres jóvenes profesionales y con formación universitaria y post gradual.

La mayoría de ellos vienen en busca de otras oportunidades de vida como lo hicieron sus abuelos inmigrantes en una época determinada en nuestro país.

Seratanas se inicio de la mano de Elisabetta Rivas procedente de Milán que vive en la Ciudad de Buenos Aires desde el 2007.

Rivas junto a otras co-fundadoras llevan adelante éste emprendimiento solidario que une continentes.