Suena dulce y armoniosa, LA ZAMBA

0
674

Suena dulce y armoniosa
como el agua entre la piedras,
cantarla hace sentir,
que todo en ella es belleza,
acompañado por piano,
por violín o por guitarra,
siempre suena dulcemente,
en manos de quien lo haga.
Para bailarla, eso si,
hay que ser dos y en pareja,
se baila como se siente,
de los pie a la cabeza.
Pero el que manda es él,
el del lado de la izquierda,
nace en el corazón,
hacia la mano derecha,
donde se anida el pañuelo,
para conquistarla a ella.

El sabe como lograr
que la moza se interese,
y con recio caminar
por su conquista la enfrenta.
Le juega con el pañuelo,
la acaricia, casi la besa,
con su mirada la sigue,
pero ella esta resuelta,
a escapar del galanteo,
pone pañuelo en barrera,
pero baja su mirada,
el final esta muy cerca.

Y así se fue la primera
la segunda ya comienza,
nuevamente los pañuelos
al aire, vuelan y vuelan.
Pero esta vez es la moza
quien ha salido resuelta,
no quiere pasar por tonta,
ese mozo le interesa,
y yendo a buscarlo a él
con el pañuelo le juega.
Ella finge no querer,
niega su asedio y lo espera,
espera que el la conquiste,
y mansamente se entrega.

El mozo esta decidido,
la cosa ya esta resuelta
salir en persecución,
en persecución tras ella,
nuevamente esta el asedio,
nuevamente esta la guerra,
guerra de amor y esperanza,
de dulzura y de franqueza,
ya se entrelazan sus manos,
los pañuelos ya no vuelan,
forman un nido de amor,
van hacia el aura que espera,
y en ese pronto final
de la danza que se acerca,
todo el calor de la zamba
va envolviendo a la pareja.

Prof. Ernesto Espósito
Folklorista