Gobierno de la Ciudad celebró el día de Reyes con los más chicos

0
665
Este año le toco a Villa Soldati. La administración porteña les llevó la alegría de las fiestas santas a los niños del Centro de Primera Infancia de Villa Soldati.Los más queridos de casa pudieron celebrar la llegada de Baltazar, Melchor y Gaspar. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires celebró la llegada de los reyes Magos en el Centro de Primera Infancia (CPI) el “Chonito”, adonde le llevaron alegría a los niños del barrio de Villa Soldati, ubicado al sur de la ciudad. El acto contó con la presencia de Eugenia Vidal, vicejefa del despacho porteño. “Hoy es un día de mucha magia e ilusión y nosotros estamos muy felices de poder brindar un lugar donde los chicos pueden estar muy seguros y tranquilos mientras sus mamás trabajan. Tenemos más de cincuenta Centros funcionando en la Ciudad de Buenos Aires y todos los abrimos durante la gestión de Mauricio”, le destacó Vidal al portal digital de la gobernación. En total, son 53 los CPI que se han inaugurado durante la gestión de Mauricio Macri, gobernador de la capital argentina, que se encuentran en las zonas más vulnerables de la ciudad. El organismo ayuda a más de ocho mil niños en la ciudad y cuenta con 370 profesoras que se encargan del cuidado de los niños. La misión de estos centros es ayudar a los padres a que puedan culminar sus estudios o ir a trabajar, mientras puedan gozar la tranquilidad de que existe un instituto que pueda capacitar y cuidar a sus niños, que van en edades comprendidas entre los 45 días de nacidos, hasta los cuatro años de edad. “Es importante garantizar que cuando los chicos lleguen a la primaria o al jardín de infantes más avanzado tengan todas las capacidades que necesitan para aprender y, al mismo tiempo, que las madres que necesitan trabajar y no tienen donde dejar a sus hijos, puedan tener un lugar de calidad donde dejarlos”, sentenció la vicejefa al sector institucional de la prensa del organismo. No obstante, los CPI también incluyen a los padres en sus trabajos. Además de brindarles a los niños atención alimentaria, seguimiento de la salud y educación a temprana edad, los institutos disponen de cursos de capacitación para los familiares. La idea del despacho gubernamental es brindar un desarrollo integral y un crecimiento sostenible para ambos.

Los más queridos de casa pudieron celebrar la llegada de Baltazar, Melchor y Gaspar. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires celebró la llegada de los reyes Magos en el Centro de Primera Infancia (CPI) el “Chonito”, adonde le llevaron alegría a los niños del barrio de Villa Soldati, ubicado al sur de la ciudad. El acto contó con la presencia de Eugenia Vidal, vicejefa del despacho porteño.

“Hoy es un día de mucha magia e ilusión y nosotros estamos muy felices de poder brindar un lugar donde los chicos pueden estar muy seguros y tranquilos mientras sus mamás trabajan. Tenemos más de cincuenta Centros funcionando en la Ciudad de Buenos Aires y todos los abrimos durante la gestión de Mauricio”,  le destacó Vidal al portal digital de la gobernación.

En total, son 53 los CPI que se han inaugurado durante la gestión de Mauricio Macri, gobernador de la capital argentina, que se encuentran en las zonas más vulnerables de la ciudad. El organismo ayuda a más de ocho mil niños en la ciudad y cuenta con 370 profesoras que se encargan del cuidado de los niños.

La misión de estos centros es ayudar a los padres a que puedan culminar sus estudios o ir a trabajar, mientras puedan gozar la tranquilidad de que existe un instituto que pueda capacitar y cuidar a sus niños, que van en edades comprendidas entre los 45 días de nacidos, hasta los cuatro años de edad.

“Es importante garantizar que cuando los chicos lleguen a la primaria o al jardín de infantes más avanzado tengan todas las capacidades que necesitan para aprender y, al mismo tiempo, que las madres que necesitan trabajar y no tienen donde dejar a sus hijos, puedan tener un lugar de calidad donde dejarlos”, sentenció la vicejefa al sector institucional de la prensa del organismo.

No obstante, los CPI también incluyen a los padres en sus trabajos. Además de brindarles a los niños atención alimentaria, seguimiento de la salud y educación a temprana edad, los institutos disponen de cursos de capacitación para los familiares. La idea del despacho gubernamental es brindar un desarrollo integral y un crecimiento sostenible para ambos.