Un depósito con secretos en Caballito

0
639

Ocupa uno de los lugares más altos de la Ciudad. Pasa desapercibido por miles de porteños pero su importancia es vital En esta nota te contamos sus secretos y el porqué de su importancia.

Por la Avenida Pedro Goyena y las intersecciones de José María Moreno, Beuchef y Valle se encuentra uno de los depósitos más  antiguos de la Ciudad de Buenos Aires.

Se erigió el lugar por ser considerado uno de los más altos de la Ciudad, su cota mide 37 metros.

El depósito fue construido en los años  1912 y 1914  y se habilito recién en octubre de 1915.

Su estructura interna  tiene capacidad de almacenamiento de 72.000m3.El primer piso de esta torre coincide  con el tercer piso del depósito Córdoba, considerado uno de los lugares más altos, sin embargo es superado ampliamente por le deposito de Caballito.

El valor arquitectónico del lugar es de suma importancia para el barrio. Existen otros de semejantes características en la Cuidad, pero ninguno tiene las dimisiones del depósito de caballito.

El estilo arquitectónico coincide con el estilo del neo renacimiento francés

El Gobierno de la Ciudad los considero como  “Área de Protección Histórica” para que su estructura no sea modificada y su valor histórico sea reconocido por los turistas que visitan el país.

Su aspecto de palacio no hace maginar que en sus adentros solo se halla un depósito de gravitación.

Fue construido por Obras Sanitarias de la Nación y actualmente se encuentra bajo dependencia de AySA, quienes realizaron algunas reestructuraciones internas  para el mejoramiento, teniendo cuidado de no afectar su estructura externa.

El edifico llama la atención de quienes lo ven por primera vez. Lejos de parecer un depósito de agua es una de las estructuras arquitectónicas más valiosas del barrio de Caballito.

El edificio es simétrico de aspecto neorrenacentista francés y posee 5 cúpulas, una en cada esquina ocupando una parcela completa de la avenida Pedro Goyena. La envoltura externa esta revestida con símil piedra  y las cúpulas con zinc de buena calidad-

Su entrada principal es enorme y posee un estilo muy particular.

Este depósito de gravitación, es una de las tantas riquezas arquitectónicas del barrio del Caballito.