Un espacio recuperado para los más chicos

0
617

Mediante una intervención del Ministerio de Justicia y Seguridad se recupero un predio que había sido tomado hace unos años .Una buena nueva para el barrio de Flores.

Un viejo predio del barrio de Flores pudo ser rescatado mediante un operativo de Seguridad llevado a cabo por el Ministerio de Justicia y otros organismos en post del bienestar de los vecinos del barrio de Flores.

El espacio se denomina ahora “patio porteño” y está destinado al uso recreativo de los vecinos.

Antiguamente el predio tenía un casa en peligro de derrumbe cuyos bancos estaban quemados, las luminarias en mal estado eléctrico y la caída de los arboles habían ocasionado rupturas en los murales que bordeaban la casa.

Fueron muchos los años que el lugar permació siendo una amenaza para los vecinos de Flores que reclamaban una resolución urgente.

Hace pocas semanas, con la intervención del Gobierno de la Ciudad se pudo lograr la recuperación total del predio con la demolición de la antigua casa que allí se situaba.

Leandro Halperín, subsecretario de Vinculación Ciudadana con la Seguridad, explicó que
se está realizando el trabajo correcto.

“Podemos tardar más o menos, y hasta equivocarnos alguna vez, pero no tenemos dudas deque estamos trabajando para nuestros vecinos”, indicó.

Por su parte, Martín “Chachi” Oliva, de la Asociación Civil Los Impresentables de Flores, no ocultó la felicidad que tenía por haber recuperado el predio. “Estamos muy contentos. Ahora podemos ensayar con la murga y darle a los chicos del barrio un espacio para que puedan disfrutar”, detalló.

En tanto, el presidente de la Junta Comunal 7, Guillermo Peña, contó que gracias a la
colaboración del Ministerio de Justicia y Seguridad, la Fiscalía 25 y la Policía de la Ciudad
lograron recuperar el lugar.

“Hoy es un día especial porque todos los vecinos van a poder empezar a disfrutar”, manifestó.

Con la recuperación de éste sector del barrio de Flores, los vecinos dispondrán de mayor espacio para realizar actividades al aire libre como reuniones, pistas de patines o simplemente un espacio de recreación para compartir unos mates una charla distendida.

El lugar se encuentra entre las avenidas Donato Álvarez y Boyacá, más precisamente en las intersecciones de Bacacay y Yerbal, pleno corazón del barrio de Flores.

Pegado a las vías del ferrocarril Sarmiento, el lugar se había convertido en el paso de los años en una especie de covacha para ladones y mendigos. El lugar lucia sucio y desagradable a la vista.

Hoy gracias al movimiento de los vecinos cuyos reclamos hicieron posible la intervención de la Justicia el lugar luce en condiciones aptas para el disfrute de los vecinos.