Una nueva tendencia editorial femenina

0
515
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Se trata de la nueva tendencia en escritura que surgió recientemente como ola moderna en los EEUU. Los Grip Lit ya son una realidad imperante en el mundo literario. Los detalles de un feminismo que avanza.

La cultura literaria necesita posiblemente una innovación de género fuerte. Parece que el hombre protagonista, héroe y con atributos sobrenaturales está siendo avasallado por un nuevo protagónico femenino que gana toda la escena y es capaz de convertirse en heroína sin necesidad del rol masculino acompañándola.

La tendencia surgió recientemente en las mejores editoriales de los EEUU que comenzaron a ver en éste tipo de escritura la tendencia perfecta que rompería con el viejo molde.

Actualmente el recibimiento fue muy aplaudido por la crítica literaria de los EEUU y de Reino Unido y ya cotizan en el mercado local.

El nuevo thillers tiene una mezcla de autoanálisis psicológico con fuerte carga emocional donde las protagonistas son reales, mujeres con experiencias marcadas por la vida, los afectos, los fracasos o los éxitos, pero que ninguno de estos factores les fue determinante.
Mujeres del siglo XXI, políticamente incorrectas, socialmente criticas y alejadas completamente del tipo de heroica perfecta sumisa y romántica.

Estas mujeres logran convertirse en las protagonistas de sus propias novelas y asumen al igual que el héroe, acciones riesgosas que demuestran valentía ante las adversidades de la vida.

El thriller surgido inspiro a los productores del cine internacional también a modificar la estructura del mismo.

La mayoría de las novelas del nuevo estilo editorial captan la atención de los productores cinematográficos que seducidos por la innovación ven el éxito taquillero en ellas.

El Grip Lit está de moda y arrasa con los rankings de best seller a nivel local y camina rumbo a consagrarse también en Europa.

Las grandes liberarías mundiales de Reino Unido, Francia, y Alemania ya comercializan satisfecho el nuevo género que supo imponerse sobre el género tradicional.

En los últimos años, el género Chick Lit venía imponiéndose. La Literatura romántica erótica captaba la atención de los adolescentes que se avalanchaban en busca de grandes títulos como El diario de Bridget Jones o la saga de Cincuentas Sombras de Grey.

Hoy son reemplazados por títulos como La chica del tren (Seix Barral), de Paula Hawkins, que desde hace semanas se ubica en los primeros tres puestos en las listas de libros más vendidos.

Los especialistas literarios coinciden que el nombre de Grip Lit se le atribuye a la autora Marian Keyes.

Keyes explica que el término es una abreviación de gripping psychological thrillers literatura cuya traducción seria literatura de suspenso psicológico con una fuerte carga adictiva.