Vecinos de Villa Urquiza proponen instalar un desfibrilador en la Plaza Zapiola.

0
12

Los vecinos del barrio de Villa Urquiza, en colaboración con la Junta Comunal 12 de la Ciudad de Buenos Aires, que incluyen también los barrios de Saavedra, Villa Pueyrredon y Coghlan, luego de varias reuniones,  presentaron una proyecto en el Gobierno porteño, para que se instale un desfibrilador en la Plaza Zapiola, ubicada entre las calles Holmberg, Donado, Av. Juramento y Echeverría, del barrio de Villa Urquiza.

Según detallaron los miembros de la Comuna 12, la Plaza Zapiola es un lugar donde concurren muchos vecinos a hacer deportes,  la mayoría son deportistas amateurs de todas las edades, y  en su mayoría sin supervisión médica alguna. Hace seis meses en esta Plaza, un hombre de mediana edad, sufrió una descompensación cardiaca,  y fue necesario realizarle maniobras de RCP para salvarle la vida. Un policía realizo el procedimiento de reanimación cardiopulmonar, como consecuencia de los bajos signos vitales que presentaba la persona atendida, hasta que llego una ambulancia del SAME y fue derivado al Hospital Pirovano. No es igual un cuerpo que guarda memoria del deporte que realizo en su juventud, que aquel que nunca hizo nada y empieza de cero.

En la Argentina el 55% de la población es sedentaria, según una encuesta nacional de Factores de Riesgo del Ministerio de Salud de la Nación, y los adolescentes de 13 a 15 años,  menos del 20% realiza la actividad física recomendada para su edad. La enfermedad coronaria es la primera causa de muerte entre hombres y mujeres,  a nivel mundial. Se estima que es 1.9 veces más alto el riesgo en personas sedentarias, que en personas físicamente activas.

Según la Ley aprobada en el año 1998 por la Legislatura porteña, todas las personas que concurran a  los establecimientos deportivos o  a los Institutos que se dediquen a la enseñanza de actividades físicas,  deben poseer un certificado de aptitud física,  que debe contener los estudios electrocadiograficos. Pero en los deportistas amateurs que concurren a las Plazas o Parques de la Ciudad esto es imposible de controlar, por este motivo es necesario la instalación de un desfibrilador externo  semi automático (DESA),  que se utilicé en casos de que una persona sufra una descompensación cardiaca en el lugar. El uso de esta tecnología es simple, cualquier persona puede utilizarlo siguiendo los puntos detallados en el DESA, si el paciente esta mojado por realizar actividad física se deberá secar el tórax, encender el Desfibrilador, colocar los parches en su pecho, realizar el análisis con el DESA,  y en caso de ser necesario se aplicara un descarga eléctrica a la persona atendida.

Por esta razón, a los vecinos y a la Junta Comunal 12, les resulta primordial  la colocación de un  desfibrilador en esta Plaza de Villa Urquiza,  donde concurre mucha gente después del trabajo a realizar ejercicios físicos.