Vecinos debaten sobre el destino del predio que quedara tras el traslado de la Cárcel a Marcos Paz.

0
74

Funcionarios del Gobierno porteño, se juntaron con los vecinos para escuchar propuestas que potencien el espacio dejado por el Penal de Devoto. Los puntos más relevantes que formularon  los 75 vecinos que fueron a la reunión hace unos días, es que se  respete los plazos pautados para el traslado de los últimos internos que quedan aun en el penal, y el segundo punto que se destaca,  es el reclamo para que se creen  más espacios verdes. Por otra parte los Legisladores porteños presentaron un Proyecto de ley,  para que en  los terrenos dejados por la Cárcel de devoto, que tiene una extensión de 4.6 hectáreas, se construyan edificios de viviendas en un 35 % de su superficie, y el 65% restante que se destine para espacios públicos.

La Cárcel de Devoto es el último establecimiento penitenciario que queda en la Ciudad de Buenos Aries. Fue inaugurada en el año 1927, y se encuentra delimitada entre las calles Nogoya, Bermúdez, Desaguadero y Pedro Lozano. Se trata de 46.380 m2, y que a mediados del  año pasado el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anuncio su traslado definitivo a un  nuevo Centro Penitenciario de Marcos Paz. Para este proyecto se destinaron $659.324.590, el penal ocupara 80 hectáreas, el modulo al que se mudaran a la gran parte de los internos ya fue construido en un 20%,  y estará terminada a mediados del 2021. Al Centro Penitenciario de Marcos Paz V, se mudaran los 1800 internos que tiene actualmente la Cárcel de Devoto, y tendrá una capacidad total para albergar a 2240 reclusos.

El proyecto para urbanizar los terrenos dejados por la cárcel, incluyen  que se abran nuevas calles, edificios de cuatro pisos, oficinas, comercios y un gran espacio verde de parques con juegos y zonas de esparcimientos. El Ministerio de Desarrollo Urbano porteño, propuso que los edificios a construir, no superen la altura de los actuales pabellones de la cárcel, para evitar la invasión de torres que aqueja a la ciudad, y que se respete el 65 % de verde, ya que el barrio tiene un déficit de estos lugares, más verde y menos cemento.

El traslado de los reclusos esta previsto para mediados del 2021, algunos irán al nuevo Penal de Marcos Paz V, y otros al Penal de Ezeiza, cuando se concrete la mudanza ya no quedaran mas cárceles en la Ciudad de Buenos Aires.